• septiembre 26, 2020 2:00 am

Crítica | ‘Esta mierda me supera’ brilla gracias a su protagonista

PorNaza Milán

Abr 9, 2020

Se que fui de las primeras que, tras ver el tráiler de ‘Esta mierda me supera‘, dijo “pff otro dramilla adolescente igual, paso” y, como bien podéis ver, aquí estoy para reconocer mi error. La adaptación del cómic con el mismo nombre es brillante a la vez que simple y consigue escalar poco a poco aún estando compuesta por cientos de clichés.

Porque si estamos ante un ‘dramilla’ adolescente, lo que vamos a tener siempre es: el amigo rarito que está colado por la prota, la mejor amiga popular que sale con el jugador de baloncesto y la protagonsita que tiene un trauma que le impide avanzar con su vida. Sin embargo es la protagonista quien hace ue la serie enganche, que te apetezca seguir viendo un episodio tras otro para saber más de la vida de Syd y cómo va a lidiar con ello. La actuación de Sophia Lillis es, sin lugar a dudas, el pilar de esta serie ya que consigue a la perfección que el espectador empatice con ella sea o no adolescente.

El tema de los “superhéroes” es también algo más que explotado, pero que esta serie lo maneja de otra forma. Nuestra protagonista es capaz de hacer que personas sangren, que cosas exploten o vuelen. Y, quizás lo más bonito de todo es que no se le da una suma importancia a este hecho. Es decir, la serie no gira únicamente en torno a esos poderes que surgen de un día a otro, sino que lo principal es la vida de Syd, resolver sus problemas y dar respuestas a preguntas. El principal enigma es el moivo del suicido del padre de Syd, el cual aunque parece estar resuelto sigue dejando una brecha abierta para la segunda temporada.

También me gustaría mencionar el guantazo en la cara que hace esta serie al queer baiting. Obviamente una serie que gira en torno a la vida de unos adolescentes va a tener romance, y esta serie incluye la etiqueta LGBT ejecutada de gran manera y con credibilidad.

El final me dejó con la boca abierta, literalmente de mis labios salió un “that escalated so quick!” porque realmente te deja en shock. La primera escena que ves de la serie, homenaje a Carrie, consigue transportar durante todos los episodios ese enigma que al final no se resuelve sino que lo incrementa, haciendo dejando al espectador con las ganas de una segunda temporada ipso facto.

Esta mierda me supera: la gran diferencia con el final del cómic

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *