• enero 21, 2022 12:48 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

(Crítica) “La Casa de Papel” -Temporada 5, Parte 2- : Un final ilusionante e histórico

Hay series que se convierten en parte de tu vida. Minutos antes de despedir su temporada final, hablas de los personajes con tus familiares como si fuesen unos miembros más de la casa. Intentas que la última escena se alargue lo máximo posible y cuando llegas a la frontera de los créditos te sientes afortunado de haber podido vivir su emocionante trama.

“La Casa de Papel” ha llegado a su fin. Es muy difícil hacer historia durante cinco temporadas y cerrar el éxito con una nueva meta conseguida. A pesar de ello, esta producción de Netflix no entiende de tópicos, pues ha vuelto a romper esquemas cerrando su historia con elegancia.

Si algo funciona, no hay que romperlo, pues manteniendo una dosis equitativa de carismática esencia en cada episodio se puede llegar al fin del mundo. ¿Qué es “La Casa de Papel”? Es un imperio construido a través de ladrillos hechos de sueños. La acción puede llegar a hacerte sudar, pero lo que realmente marca la diferencia con sus compañeras de género es el ilusionismo. Todo parece ir encaminado hacia un esperado final, pero como si de un truco de magia se tratase, una nueva hazaña del profesor cambia el transcurso de todo.  

Por lo tanto, la última parte de la quinta temporada se puede resumir con una sencilla fórmula: el ilusionismo es igual a la magia partida por las altas expectativas de todos los integrantes del equipo de “La Casa de Papel”.

Aunque es un ficticio conflicto, esta serie muestra con claridad los entresijos de toda guerra armada. Cuando hay muertes de por medio, ningún bando puede catalogarse con la etiqueta de ser el correcto.

A pesar de ser escenas divertidas para la audiencia, se pueden ver representados tanto en la figura del Profesor como en la del coronel Tamayo los principios de la propaganda. Para ambos la contrapropaganda es su mejor arma, aunque el militar representa la parte más cruel y fría. No le importa sacar a la luz la privacidad de sus tropas para demostrar que el enemigo comete atrocidades y silenciar las suyas propias.

Estos intereses compiten enfrentados sobre un tablero de ajedrez. En un lado el gobierno mira por los números, mientras en el otro el profesor pone el alma y el corazón en que ningún peón caiga batido en la batalla. Estos movimientos del segundo son historia del cine, pues surca las calles de Madrid como si fuese Indiana Jones en medio de la jungla.

De nuevo la fotografía y el equipo de ambientación consiguen el sobresaliente. La tormenta perfora las grietas dejadas por el conflicto armado. Estas son unas escenas que se pueden comparar con fotografías hechas por periodistas de guerra. El ejemplo más claro es el reflejo captado por Gervasio Sánchez del sol en la derruida biblioteca de Sarajevo.

¿Qué sería de esta serie sin unas buenas dosis de amor? Esta temporada demuestra que este sentimiento es el motor que impulsa el girar del planeta tierra. Podéis estar tranquilos, pues hay mucho disfrute a pesar del sufrimiento. Es el condimento esencial para la acción.

La leyenda continuará de generación en generación. Este ha sido uno de los mejores castings de la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *