• septiembre 22, 2020 2:01 pm

Crítica: La Pequeña Suiza disponible en Netflix.

La película cuenta las aventuras de un pueblo situado dentro del País Vasco pero que pertenece a Castilla y León,Telleria que sueña con ser parte del territorio euskaldun tras más de 700 años de lucha.

Yolanda y Gorka (natural del pueblo) llegan a Telleria y lo primero que encuentran son unas ruinas en la iglesia que creen que les puede a ayudar a conseguir ese deseado sueño. Esas ruinas resultan ser la tumba de Guillermo Tell que a su vez puede comunicar el pueblo con la ciudad de Suiza.

Jon Plazaola interpreta a Gorka un enamorado de su compañera de trabajo Yolanda (Maggie Civantos), pero esta tiene novio que es portugués. En medio de esta relación esta Nathalie (Ingrid García Jonsson), trabajadora del ayuntamiento y amiga desde siempre de Gorka.
Un viaje al país suizo,muchas risas y una historia de amor para ver en Netflix.

La idea de esta historia me parece realmente original. Encontrar unas ruinas y que dependas de otro país es algo impensable para nadie. Los actores,muchos conocidos hacen su papel perfectamente,sin exagerar,sin salirse del cuadro y haciendo que olvides que es una película.
Sin duda,me quedo con Anamari (Maribel Salas) esta actriz es mi debilidad desde hace mucho tiempo y muy pronto en una futura sección os hablaré más de ella. Ha interpretado papeles en Vaya Semanita,Allí Abajo, Hospital Central o Ciudad K.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *