• septiembre 27, 2020 2:28 pm

Crítica | Terminator: Destino Oscuro

PorNaza Milán

Mar 5, 2020

No pedía nada. Lo obtuve todo. Terminador: Destino Oscuro es la última película de la más que conocida saga Terminator. ¿El argumento? El de siempre. Quizás por esto puedo decir que no pedía nada a la película, tan solo ver qué me ofrecía. Tras las primeras entregas la mítica saga entró en una calle cuesta abajo y parecía que su coche se había quedado sin frenos…Pero Linda Hamilton, Mackenzie Davis y Natalia Reyes han conseguido poner el vehículo bajo control, y de qué manera.

Ojo, no estamos hablando del películon del (ya pasado) año, pero si es cierto que cumple su función con muy buena nota. La saga no iba por buen camino, estaba claro que no se le quería poner fin porque es algo que da siempre dinero, pero no se podía quedar tal y como estaba. Pero, como bien he dicho, esta continuación es la que realmente se merece y gracias a los personajes. Si bien hay que decir que Arnold Schwarzenegger sigue en su misma salsa (caducada), el elenco femenino es espectacular. Realmente esta historia podría llamarse “Sarah Connor haciendo cosas” y captaría mayor atención, porque es quien remonta todo esto. También, Mackenzie Davis y Natalia Reyes logran ser unas muy buenas protagonistas entre dos nombres tan grandes como el de Hamilton y Schwarzenegger.

El argumento por fin varía un poco, el Terminator ya no busca acabar con la vida del hijo de Sarah Connor (ups, lo consiguió), sino que el protagonista cambia. O mejor dicho, la protagonista. Dani (Natalia Reyes) será el objetivo de un nuevo Terminator. Sin embargo no estará sola frente a él: Grace (Mackenzie Davis), una soldado mejorado (humana pero con componentes tecnológicos) es la encargada de volver al pasado para protegerla de dicha máquina. A su vez tendrá la ayuda de Sarah Connor (Linda Hamilton) y también aparecerá en la escena el mítico Terminator que todos conocemos (Schwarzenegger). La película no cesa en ningún momento la acción pero esto no impide que la historia te cautive y te sea creíble. Claro que tiene sus fallos, no es un peliculón, pero cumple la función de una buena película de acción y tiene toda la esencia de una película clásica de Terminator.

El trío de protagonistas posee una química que, sin duda, conseguirá que la saga Terminator no termine aún. Y, tras el final de esta película, las espectativas están bastante altas. Sin duda un buen film para disfrutar en una tarde de fin de semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *