• abril 16, 2024 3:10 am

Reflexión sobre la final de Operación Triunfo 2023

Sobre las llamas de fin de ciclo, Naiara construyó su Imperio, un Imperio secundado por una gigantesca Ruslana. Ambas, consiguieron ser el punto distintivo y que nos hizo seguir creyendo que la música es de aquellos que marcan la diferencia.

El comienzo de la gala fue a manos de Lucas, Paul Thin y Martin. Los tres siguieron en su línea, pero sin rozar la espectacularidad ni ser capaces de abrazar el cielo. A pesar de ello, Paul Thin fue fiel a sus valores, apostando por dar vida a los fans de la música urbana. Algo similar pasó con Juanjo, que pese a poner toda su gran voz en el asador, no nos tocó el corazón.

Posteriormente, Naiara hizo Historia, sí, con “H” mayúscula, al atreverse con un himno como “Sobreviviré”, y no solo eso, sino que consiguió tener la mirada de emperadora al hacer fácil esta canción digna de musa recién bajada de los cielos.

Cosa similar le pasó a Ruslana, que, con la mirada de un felino enfurecido, se comió la cámara y nos hizo olvidar una vez más, que tiene 18 años. La cantante hispano-ucraniana brilló siendo fiel a sus principios roqueros y consiguió meternos en vena las ganas de verla en directo.

Tras darle el cuarto, quinto y sexto premio a Juanjo, Lucas y Martin respectivamente. Ruslana, Paul y Naiara reafirmaron su progreso y la noche finalizó como España pedía, con Naiara bañada en oro.

Laura Salas

Soy fan, luego existo

Por Laura Salas

Soy fan, luego existo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *