• diciembre 5, 2022 8:26 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

Måneskin hace historia en el CCME 2022

MANESKIN-CCME

Según Google, la locura es una acción imprudente, insensata o poco razonable que realiza una persona de forma irreflexiva o temeraria. De esta forma, dan ganas de guardar nuestros instintos más locos en un cajón, pero sin ellos el arte sería incapaz de alcanzar su pleno esplendor. Por lo tanto, los grandes artistas son aquellos que miran al mundo de una manera muy diferente al resto y saben contagiar al público de su locura.

Este fue el caso de los italianos Måneskin en el Coca-Cola Music Experience, su primera actuación en España tras haber ganado el Festival de Eurovisión en el año 2021. Llegaron, revolucionaron y se marcharon habiéndose coronado además de habiendo robado más de un corazón.

El espectáculo empezó en las estrellas y terminó en otra galaxia a kilómetros luz del recinto de Valdebebas. El ejemplo de ello fue saltar a escena de la mano de “Zitti e buoni” bajo el grito descontrolado de Damiano con “Un vamos Madrid”. En ese mismo instante un auténtico huracán se estableció en el escenario. ¿La causa? Los juegos de luces, la electricidad de los instrumentos, su forma de moverse… En definitiva, su simple presencia.

En la misma línea continuó el show con “In nome del padre”, con Victoria y Thomas sembrando el caos más coherente de todos los tiempos en la impresionante pasarela del escenario. Poco después, “MAMMAMIA” robó el aliento y las inmortales gargantas de los presentes, así como “Beggin” y “Supermodel” con los brazos tocando el cielo de la capital. Especial fue el caso de “Beggin” con un espectacular inicio a capella de Damiano.

Los italianos fueron puro espectáculo, creando mundos muy diferentes entre sí con cada canción. Ejemplo de ello fue “For your love”, puesto que Damiano se propuso hacer la competencia a Chanel y su “SloMo” enfocando a sus compañeros con un foco en la mano. Sin duda, dejaron una estampa digna de película.

Tras ello, llegó el turno de las versiones en forma de regalo. “La camisa negra” hizo que nos sujetásemos al de al lado por si el desmayo hacía acto de presencia y “Womanizer” remató la jugada maestra con los componentes entre el público.

Posteriormente, “I wanna be your slave” se apoderó de nuestros cuerpos que tuvieron que despedirse muy a su pesar, de los cuatro componentes del grupo en “La paura del buio”, donde un grupo de fans pudo disfrutar en primera plana del show.

Sin duda, un espectáculo para la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *