• junio 18, 2024 8:23 pm

«Para toda la humanidad»: qué hemos visto hasta ahora y qué nos deparará la cuarta temporada

Desde que Apple se metió de lleno en el sector audiovisual con producciones propias para su plataforma Apple TV+, hemos visto cómo han intentado tener la misma filosofía que tenía HBO a principios de los 2000: calidad por encima de cantidad. Para toda la humanidad (For All Mankind), FAM a partir de ahora para ahorrar espacio, fue una de las primeras series que sacó la plataforma en su lanzamiento en 2019, y mañana, viernes 10 de noviembre sale por fin la cuarta temporada. En este artículo haré un breve repaso por la premisa de la serie, qué direcciones ha tomado y mi opinión respecto a qué pasará en la cuarta.

Para empezar, ¿de qué va FAM? Bueno, se trata de una serie de ciencia ficción dentro del subgénero de ucronía. Este subgénero ya lo he explicado en algún artículo anterior, pero lo repaso brevemente; y se trata de los conocidos como ¿y si…?, o historias alternativas. En este subgénero se parte de una premisa conocida como Punto Jonbar, en el cual se plantea un momento histórico de nuestra realidad que se ve alterado y que da lugar a la historia. En el caso de FAM, este suceso histórico es el viaje a la Luna, en el cual no llegan los estadounidenses primero, sino que es la Unión Soviética la que planta la bandera antes. En nuestra realidad esto supuso prácticamente el fin de la carrera espacial entre las dos superpotencias del momento, pero en la serie no supone sino un incremento del pique y que los estadounidenses doblen la apuesta y la carrera espacial continúe por muchos años más.

En la primera temporada vemos ese final de los 60 y parte de los 70, en donde la NASA plantea llevar a la primera mujer a la Luna y el intento de encontrar agua congelada. Aquí se darán a conocer a la mayoría de los personajes principales que nos acompañarán durante las tres primeras temporadas, los y las astronautas que estarán al frente de estas misiones, las personas en la NASA que realizarán todo el trabajo en la Tierra para planear y conseguir que se lleven a cabo estos viajes y el papel de las esposas y esposos que sufren el peligro de manera colateral. En la segunda tenemos el establecimiento y las estancias en la Luna, las disputas con los soviéticos y el intento de colaboración con el Programa espacial de la Unión Soviética, todo esto durante los años 80. Y, para terminar, en la tercera vamos aún más allá, y comienza la llegada y exploración de Marte a principios de los 90, así como la incursión de un tercer miembro más a esta lucha, el sector privado, con un trasunto de Elon Musk, al igual que otro país más que intenta posicionarse como participante en la carrera.

Primer equipo femenino para llegar a la Luna de la NASA en la serie

La serie intenta tener su rigor científico, pero, sin dejar de ser la clásica, podríamos llamar, americanada con sus dosis de epicidad y luchas sociales. Entre estas luchas encontramos a la posición de las mujeres en un mundo copado por hombres y que está hipermasculinizado, como es el ejército y la ingeniería, pero también podemos ver la intención de hermandad entre países enfrentados en momento de tensión o de necesidad y la lucha del colectivo homosexual, al igual que el de las personas afromaericanas. Sobre todas estas cuestiones, y otras muchas como la influencia de las corrientes de pensamiento alternativas de escepticismo que derivan en grupos conspiranoicos, se podría hablar largo y tendido y de cómo la serie plantea dilemas al respecto como la inclusión de manera forzada de las mujeres por una cuestión de percepción externa, pero que acaba siendo un movimiento que realmente cambia el paradigma y lo naturaliza.

Pero claro, se viene la temporada 4 y, de momento, poco más tenemos que el tráiler que publicó Apple TV+ hace 3 semanas, así como un anuncio falso de reclutamiento de la empresa que se une a la carrera en la tercera temporada. Con esta poca información, creo que los dos temas principales con los que se desarrollará esta temporada, la cual transcurre a principio de los 2000, serán la democratización de los viajes espaciales y la extracción y reparto de recursos que se puedan conseguir en Marte. El primer tema no parece ir derivado hacia el turismo espacial, sino a ampliar las fronteras del trabajo ofreciendo buenas posibilidades económicas a unas personas que, seguramente, no estén preparadas para lo que significa a nivel de estrés y riesgo una misión espacial; todo esto probablemente lleve al límite a los nuevos candidatos a trabajar más allá de la Tierra. En cuanto al segundo tema, en el tráiler vemos que un meteorito que pasa cerca de Marte contará con una enorme cantidad de recursos que podrían ser útiles para nuestro planeta; y aquí lo más seguro es que comience otra carrera por ver quién «conquista» ese meteorito y comiencen las disputas con el reparto de dichos materiales. Estas dos cuestiones son realmente importantes para el universo donde se desarrolla FAM, ya que durante la tercera temporada vimos cómo el uso del helio-3 que se extraía en la Luna suponía una crisis laboral en EE. UU., en relación con su sector basado en las energías no renovables; por lo que mucha gente sin trabajo querrá apuntarse a la exploración espacial para vivir mejor, y serán más cuantos más recursos útiles se hallen en el espacio.

Imagen promocional de la temporada 4, con subtítulos como «Comienza una nueva fiebre del oro»

Creo que nos espera una temporada interesante y que continuará en gran medida la línea de lo que hemos visto hasta ahora, ofreciéndonos una gran calidad, como nos tiene acostumbrado Apple TV+. Sin embargo, no puedo evitar pensar en que varios personajes que se han ido desarrollando durante 3 temporadas estarán menos presentes, ya sea porque tienen 35 años más que al inicio de la trama o porque directamente están muertos, y eso me hace tener una visión algo más escéptica respecto a los nuevos personajes que nos presentarán y si estos podrán mantener la trama como han hecho los anteriores en una serie en la que la parte personal, como ocurre en toda space opera, tiene un peso tan importante. Sólo nos queda esperar a ver qué nos depara la continuación de este viaje y hasta qué punto llegará esta misión para toda la humanidad.

Carlos Arbelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *