“Un juego de caballeros” (The English Game), la miniserie perfecta para los amantes del fútbol

La última gran apuesta de Julian Fellowes (Dowton Abbey) nos lleva de vuelta a la época victoriana donde el fútbol comenzaba a ser el deporte por excelencia. La historia seguirá la vida de Fergus Suter (Kevin Guthrie), quien es reconocido como el primer futbolista profesional de la Historia, y la de Arthur Kinnaird (Edward Holcroft), futbolista, banquero y posteriormente presidente de la Asociación Inglesa de Fútbol.

Esta miniserie no solo se centra en el deporte que tanto amamos, el fútbol, sino que también muestra la vida en la época y la diferencia entre clases sociales. Pero, antes, la serie prepara el terreno a la perfección:

Los inicios del fútbol

La FA CUP, copa por la que todos los equipos sueñan, contaba con unas normas compuestas por la Asociación Inglesa de Fútbol, normas que hoy vemos como injustas y en aquella época, también lo eran. Dichos miembros de la Asociación eran también jugadores de fútbol, y no de un equipo cualquiera: El Old Etonians era un equipo compuesto por caballeros, hombres ricos que asistieron al prestigioso colegio Eton. Frente a ellos y en la lucha por la copa tenemos al Darwen, un humilde club de algodoneros al que se han incoporado dos estrellas del fútbol escocés: Jimmy Love y Fergus Suter. Ambos llegaron al club por dinero, rompiendo una de las normas de la FA y a su vez convirtiéndose en los primeros jugadores profesionales de fútbol.

Sí, hoy nos parece una locura que no se pague a jugadores por estar en un equipo concreto y más aún con las cifras estratosféricas que algunos clubs manejan, pero hace algo más de un siglo la locura era pagar. La serie centra muy bien su foco en la crítica a las injustas leyes que iniciaron el fútbol inglés y en la gran diferencia que se vivía entre clases, incluso en el deporte.

Hablamos en una época en la que ganar 6 libras a la semana era algo insólito en las clases bajas. El dinero mueve a los jugadores, algo que desde los inicios ha causado polémica entre los aficionados. Pero el dinero también mueve al empresario, quien ya a finales del siglo XIX comienza a ver el fútbol como una empresa. Por una parte se puede interpetrar que, “Un Juego de Caballeros”, busca que no se interprete a los futbolistas y quienes manejan el entorno como ‘caballeros’.

Un drama inglés

Como toda buena serie británica, necesita sus dosis de buen drama y “Un juego de caballeros” nos aporta lo necesario para que esta historia llegue tanto a amantes del fútbol como a quienes solo buscan una nueva serie que ver.

The English Game | Netflix Official Site

La dura vida de una familia humilde, la de trabajadores de las algodoneras, de mujeres abandonadas o como hasta los caballeros tienen sus problemas. El drama de Alma y Arthur, como se vivía un aborto natural a finales del siglo XIX y cómo podía cambiar la vida de una mujer. O cómo es el arriesgarse, para una persona acomodada, ayudando a las personas de clase baja.

La serie es una perfecta combinación de la pasión por el fútbol y sus inicios en la etapa moderna a la vez que ayuda al espectador a conocer las condiciones en las que surgió el deporte rey.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *