Alfred García nos regala otra pieza audiovisual única.

Hace unos días, os hablábamos de las canciones que componen “1016, El círculo rojo”, hoy le toca el turno al corto que Alfred García nos regala en su nuevo proyecto.

Desde el comienzo de su carrera, el catalán nos ha regalado una serie de videoclips con una calidad exquisita y entrelazados entre sí. Ha querido aprovechar esta reedición para seguirnos explicando el por qué de estos vídeos permitiéndonos adentrarnos en su mundo. Un abrazo entre su pasado, su presente y un futuro más que prometedor. 

El artista aterriza en un mundo completamente nuevo, el mundo de la música o “limbo artístico” como Alfred le denomina. Allí donde todo se puede hacer realidad. Una canción pone música a la escena, reflejando el encuentro musical con músicos de la talla de Carlos Sadness, se trata del dúo que comparten “No cuentes conmigo” con un nuevo toque. Quizás nos esté contando que a pesar de todo, este nuevo lugar esté lleno de falsas apariencias. Este pequeño vídeo da paso a el vídeo de “Wonder” que refleja la crueldad que se puede llegar a vivir en un mundo así. Recuerda que ya os hablamos de él, analizandolo escena a escena, en el siguiente enlace. 

La siguiente escena, la comparte con Santi Balmes. El coche del final de Wonder se transforma en un taxi de Barcelona. Aquí podemos ver al Alfred de antes de pasar por OT, que su máximo sueño era vivir de la música sin importar nada más. Después de todo los éxitos en tan poco tiempo, el artista se sigue manteniendo fiel a sus principios. Que Alfred ha roto esquemas no es ningún secreto, y aunque hace poco más de un año nos hubiese costado creerlo, ha sido armado por un trombón. También, Santi Balmes refleja un sueño roto ante la dificultad de arrastrar a un público. 

De primera mano, el catalán, da paso al siguiente videoclip, Londres. La historia de un viaje acompañado de un amor muy especial. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *