• abril 20, 2021 11:27 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

(Crítica) “El nudo”: La serie ideal para dejarte sin aliento.

“El nudo”, ha sido una de las primeras apuestas de la plataforma Atresplayer, pues se puede disfrutar de ella desde el 2019. Ha sido protagonizada por Natalia Verbeke, Cristina Plazas, Oriol Tarrasón y Enrique Villén entre otros muchos. Actualmente, se puede disfrutar de ella en abierto en las noches de Antena 3.

Por definirla en rasgos generales, es un thriller que te deja sin aliento, que da vueltas en tu cabeza constantemente, robándote horas de pensamiento por saber quien es el culpable de la muerte y el accidente de tráfico de Cristina y Daniel, profesores de la Universidad Rafael Bécquer.

Dos tiempos se entremezclan y se funden en la trama. Bien diferenciados, sin lugar a quebraderos de cabeza ni despistes del público. Muchas tramas se plantean como un enigma, que finalmente, como un nudo deshecho emergen sobre un mismo caudal. Escabrosa cuanto menos, siempre hay un momento reservado en el episodio para el sobresalto, para ese sudor frío fruto de la tensión, se paseé por tu espalda.

El primer episodio es lioso, sí. Hay que coger papel y lápiz para no perderse con los distintos personajes y sus lazos familiares. Pero, te invito a que te sumerjas en esta esfera llena de envidias, familias pudientes y otras que no lo son tanto.

Mi aplauso más sincero se lo lleva la primera muerte. Un suicidio de una joven, provocado por el atropello de un autobús. A pesar de que se repite en diversos momentos, nunca falla el bote del sofá.

Los personajes, encarnan a la perfección el estatismo social. Los más pudientes, que quieren conservar a capa y espada su estatus, se mantienen estirados, apáticos y fríos, mientras que el resto se debate entre los celos y las falsas apariencias. Pero, independientemente de su clase social, hay que decir que todos y cada uno de ellos son muy creíbles. Especialmente el o la asesina (no te desvelo su nombre para no hacerte spoiler). Mantiene la mirada perdida y es el fiel reflejo de una persona psicópata.

El teniente Godoy, interpretado por Enrique Villén, es el aire que ayuda a oxigenarse de tanta tensión. Siempre tiene la frase idónea para arrancar risas. Fresco, espontáneo…

A pesar de que puede parecer que hay un avance escaso episodio a episodio, provocado por los continuos saltos temporales, siempre deja con ganas de más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *