• octubre 16, 2021 1:17 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

Esta serie que fue emitida hace unos dos años, tuvo algunos problemas para la emisión ya que se retiró de la programación varias veces y al final por la amenaza de que otro canal extranjero iba a estrenarla, Mediaset también tuvo que hacerlo. Con esta serie jugaron mal, porque a parte de retirarla de la programación alguna que otra vez a mitad de temporada hicieron un parón de unos meses, dejando un final que luego tenía unas raíces diferentes al final de verdad.

Lydia McMahon (Lydia Bosch) sigue con la pena años después por la desaparición de su hija Paula con pocos años de edad. Hasta que un día reaparece dando la sorpresa a toda la familia y al equipo de policía encargado de su búsqueda. Como todo caso de desaparición, sobre todo después de tantos años se levantaron muchas preguntas. A su vez mucha gente ve extraño la vuelta de Paula (Elena Rivera), Lalo (José Luis Pérez) un periodista que hace daño debido a su trabajo, es amigo y ex-amante de Lydia, pero aún así es el primero en hablar más de la cuenta del caso. El encargado de investigar cómo y por qué desapareció Paula es Marcos Eguía (Jon Kortajarena). Este policía encuentra unas fotografías de la supuesta Paula, descubre que la historia que ha contado no coincide con lo que ve en la imagen. El primero en descubrir la verdadera identidad de la chica que se hace pasar por Paula en su padre, y le confiesa que siempre lo ha sabido. El primer final que hay de la serie es que la niña murió por culpa de su madre. Una noche en la que Lydia se toma unas rayas de cocaína no se da cuenta de que lo ha dejado al alcance de su hija que lo confunde con otra cosa y se lo toma. Su padre al descubrir lo que ha pasado sale corriendo dirección al hospital para salvarle la vida a su hija.

En el retorno de la serie meses después, Lydia ya ha descubierto lo que pasó con su hija y como es normal se sentía muy culpable. El policía Eguía ya le ha contado a Paula que sabe su verdadera identidad y que su entorno también lo está descubriendo.Toda la trama de la serie está envuelta en un nudo de mentiras, engaños y apariencias. El verdadero final es un añadido del primer final que hicieron. Fernando siempre creyó que Paula era hija de Lalo por eso decidió tirarla por un barranco, nadie sospecharía de él ya que contaría que murió debido a la toma de drogas que hizo su madre. La dureza para él viene cuando descubre que Paula si que era su hija de verdad y él la había matado. Por ese motivo sabía que Paula no había vuelto ni lo iba a hacer, sabía que la que se hacía pasar por Paula era una impostora. La serie se cierra con la muerte de Fernando golpeado por una roca en la cabeza cuando estaba intentando asesinar a la supuesta Paula. 

La serie tiene una trama muy buena: el giro que pega el guión cuando se descubre que Paula no era quién era, ni qué decir de los tipos de final, algo totalmente inesperado. Si es cierto que ni a mi ni a nadie le gustó el parón que hizo la serie en su mejor momento. El elenco de la serie también es de oro, Lydia Bosch, Ginés García Millán, Elena Rivera, Jon Kortajarena…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *