• mayo 29, 2022 2:01 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

(Crítica) “Madres Paralelas”: La fascinante película de Pedro Almodóvar

“Madres Paralelas” ha sido una de las películas más comentadas por los cinéfilos durante los últimos meses. Las alfombras rojas de premios como Los Goya han avalado el fenómeno y se ha convertido en un gran escaparate para sembrar el ansia de visualizar el film, dirigido por Pedro Almodóvar, en aquellos rezagados que no visitaron las salas de cine. Si tú eres parte de ellos, puedes disfrutar de ella en Netflix.

¿De qué trata? Dos mujeres comparten en la habitación de un hospital sus últimas horas como embarazadas. Ambas tienen, a pesar de la diferencia de edad, un patrón común: un embarazo por accidente. Janis, interpretada por Penélope Cruz no se arrepiente de ello, mientras que Ana (Milena Smith), una adolescente asustada, es su antónimo. A partir del parto sus vidas se entrelazarán con un estrecho y complicado nudo.

A pesar de ser parte de la última moda cinematográfica que dictamina que las películas deben durar más de dos horas, tiene un desarrollo inicial bastante dinámico. A la velocidad de la luz, los meses pasan por las vidas de los protagonistas, con un tinte muy teatral. Esto no es en absoluto ninguna contra para el espectador, pues lejos de dejarle atrás perdido entre la inmensidad del tiempo, le atrapa y hasta le hipnotiza.

El culmen de esta película se encuentra en su guion, pues rompe con la tónica habitual dentro de un drama basado en la maternidad, para apostar por lo rocambolesco, dando un giro de 360 grados que casi se podría definir como trompo en mitad de la trama. El celebro explota mientras que la mandíbula se desencaja.

A pesar de que el espacio es muy reducido, pues la mayoría de la trama se desarrolla en la casa de Janis (Penélope Cruz), está muy bien definido. Con unos colores y pinturas vanguardistas, acompañados en todo momento por fotografías del linaje femenino de la protagonista, captan la esencia artística que evoca el personaje constantemente.

Toda la película está bañada de forma muy discreta, pero con un glorioso final por una preocupación común en los españoles: la memoria histórica. Esto no solo sirve de apoyo para realzar el coraje femenino, sino que también demuestra que un pueblo está condenado a seguir sangrando si sus familiares no tienen un lugar digno donde descansar eternamente. Es la pieza perfecta para cerrar una película de altos vuelos que podría hacer historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.