• diciembre 8, 2021 1:32 pm

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

(Crítica) «Way Down»: un film de vértigo

Hay películas que te roban el aliento con sus intrépidos personajes y escenas, pero cuando las analizas en profundidad te das cuenta que están faltas de una férrea y original columna vertebral.

Este es el caso de «Way Down» una superproducción que narra un loco robo al Banco de España (¿Te suena de algo?) mientras el país se encuentra paralizado por la final del Mundial de Fútbol de 2010.

El film está dirigido por Jaume Balagueró y cuenta con actores de diversa nacionalidad como por ejemplo José Coronado, Luis Tosar, Freddie Highmore o Liam Cunningham.

El factor negativo que más resalta es sin duda su guion repetitivo. En los primeros momentos sigue una estructura semejante a la de la Casa de Papel. Tom (el protagonista con una mente brillante) es captado para el atraco de la misma forma que el Profesor lo hizo con Tokio. Además la figura de un guía para los ladrones también tiene un peso semejante a la de la serie de Netflix. El personaje interpretado por Liam Cunningham es la cabeza pensante que mueve sus fichas desde un escondido cuarto en Madrid. ¿Casualidad? No lo creo.

Los diversos integrantes de la banda de los monos rojos tenía una potente justificación de sus actos, pero en este caso, el interrogante queda suelto en el aire. Parecen seguir el sueño de su cabecilla, pero choca la facilidad con la que acceden a jugarse la vida.

Sin embargo, la película sabe jugar con la tensión gracias a una indiscutible maestría. Todos los españoles amantes del fútbol recuerdan la tensión que vivieron la noche en la que el país se alzó con la Copa del Mundo en 2010. A pesar de la dificultad, la película es capaz de revivir cada latido, demostrando que la irracionalidad de las pasiones es capaz de unir a personas muy diferentes entre sí.

«Way Down» puede ubicarse dentro del género de películas de aventuras, pues no utiliza el recurso fácil de los disparos para entretener al público, sino que convierte a la ciudad de Madrid en una vertiginosa selva plagada de peligros y obstáculos que superar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *