• julio 3, 2022 4:34 pm

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

El Wizink Center a los pies de Dua Lipa

Concierto DUA LIPA EN MADRID

El pasado 3 de junio tenía lugar en el Wizink Center de Madrid un espectáculo para los oídos y para la vista, que ni siquiera una larga espera de dos años fue capaz de opacar. Porque si hay alguien que brilló esa noche, sin duda fue la cantante Dua Lipa, a quien los fans concedieron el apodo de reina del pop. Y es que, aunque ya existe una, nadie niega que la cantante británica de origen albanokosovar podría ser la perfecta candidata que tomara el relevo.  

El efecto que es capaz de provocar la artista era visible desde el mediodía, con largas hileras de seguidores custodiando su sitio para entrar al concierto en las inmediaciones del Wizink, resguardándose como bien podían del calor abrasador de la capital, con paraguas, gorras y agua. Mucha, mucha agua. Pero, ¿qué eran unas horas de sol para alguien que había estado meses, incluso años, esperando este momento? Hasta Radiotelevisión Española fue incapaz de resistirse a inmortalizar el ‘fenómeno  Dua Lipa’ y grabó la muchedumbre que se concentró frente al recinto minutos antes de que abrieran las puertas.

Una vez dentro, no sólo el propio pabellón te daba pistas de que allí iba a cocerse algo grande, sino también el escenario con pasarela que se imponía al final del mismo, acompañado de una decoración espacial muy propia de la cantante, que hacía honor al estilo adoptado en su álbum Future Nostalgia, nombre que comparte además con el tour musical que le está permitiendo recorrer el mundo.

Que aquello sería un día para recordar, se encargó de dejarlo claro Griff, la desconocida cantante y compositora inglesa, que abrió como telonera la que sería recordada para muchos como la mejor noche de sus vidas. La joven, cantó con una calidad vocal impresionante algunos de sus sencillos como ‘Say it again’ o ‘One night’, que a pesar de no tener tanta popularidad en España, conquistó el corazón del público madrileño, quien no dudó en acompañarla con un evidente entusiasmo durante toda su actuación.

Tras Griff, llegaba por fin la reina aclamada durante tanto tiempo por sus seguidores. Con un vídeo introductorio de los bailarines y acompañantes que participarían también en el espectáculo, Dua Lipa hacía su aparición bailando al ritmo de ‘Physical’, uno de sus grandes éxitos musicales. Tras este hit le siguieron algunos de sus más emblemáticos logros como ‘New Rules’ y otros más recientes como ‘Love Again’ o ‘Cool’. Agradecida siempre con sus fans, la cantante se mostraba feliz de pisar al fin escenario madrileño y el público multiplicaba por tres esa felicidad con la adrenalina por las nubes.

Y es que, no era para menos. Ella arrasó esa noche, ofreciendo una calidad brutal en el escenario y superando todo tipo de expectativas. Atrás quedaron todas esas críticas y burlas que un día le robaron la salud mental a Dua Lipa por – supuestamente – no saber moverse en el escenario. Como un ave fénix, la artista no sólo resurgió de sus cenizas para demostrar que los haters no podrían con ella, sino que además ofreció uno de los mejores shows de toda su carrera. Bailó, hizo bailar al ritmo de temas como ‘Electricity’ o ‘Don’t start now’, cantó, interactuó con el público… y todo ello sin despeinarse – porque sí, menuda melena – y sin perder esa fuerza que, al igual que su sonrisa, la acompañó durante toda la actuación. Porque si hay algo que hizo bien Dua Lipa, fue atrapar a la audiencia. Y sus fans fueron testigos de cada movimiento, de cada cambio de vestuario, de cada nota y detalle que reunían, en una perfecta sincronía, los requisitos para un espectáculo de diez.

Por otro lado, la artista tampoco perdió la oportunidad de conmemorar el que fue su álbum debut ‘Dua Lipa’ y tras unas breves palabras, cantó para los más nostálgicos uno de sus hits más sonados y conocidos, ‘Be the One’, en donde pidió que el público cantara con ella. Y vaya si lo hizo. El resultado fue un momento precioso e íntimo entre Dua Lipa y sus fans, donde ambos se mostraron apoyo mutuo y recordaron juntos los inicios de la cantante. Porque, al igual que los fans necesitan a alguien a quien admirar, ¿qué es una artista sin sus seguidores?

Especial mención también a los bailarines, que acompañaron a Dua Lipa en cada canción, aportando ese valor añadido que no sólo la hicieron brillar a ella, sino a todo el show en general. Paraguas, saltos, patines y hasta – con permiso de Chanel Terrero – un fantástico efecto ‘SloMo’ que dejó a todos con la boca abierta. Nada se les resistía y eso quedó patente en el escenario y en las personas que asistieron al show, quienes alzaban sus teléfonos móviles con la esperanza de inmortalizar aquello de lo que sus ojos estaban siendo testigos.

En definitiva, se podría decir que el Wizink Center quedó a los pies de Dua Lipa. Y confirmamos que además fue un hecho literal, porque uno de los momentos más recordados es sin duda aquel en el que la artista se elevaba en el cielo al ritmo de su hit ‘Levitating’. Quedando suspendida entre estrellas y lunas sobre el público madrileño, dejó a todos con la sensación de estar realmente en el espacio, algo que nos creeríamos perfectamente, porque en conjunto fue una actuación de otro planeta. Un sueño que para muchos, acabó cuando se encendieron las luces del Wizink; pero que recordarán toda su vida, dentro de sus corazones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.