• marzo 2, 2021 5:12 am

Cuéntame (Capítulo 2, temporada 21): el “Antoniocentrismo”.

El pasado jueves llegó un nuevo asalto en la vida de los Alcántara, que continua con los sinsabores que nos dejó la primera entrega de esta vigesimoprimera temporada de la serie “Cuéntame”.

Uno de los factores más llamativos antes de comenzar este nuevo ciclo, eran los saltos temporales que nos harían viajar hacia un destino muy próximo a nuestros días: el fatídico 2020. Personalmente, encuentro esta etapa algo vacía, pues no termina de despertar muchas emociones, debido a la corta duración de sus escenas. Pienso que esto es provocado a que nuestras mentes no están preparadas para vivir en la ficción el coronavirus.

Por otra parte, estamos ante la falta de cuidado de los médicos, que se quitan la mascarilla como si fuese un complemento de moda, estando a escasos metros de los enfermos de Covid. Un error que después del primer capítulo, me da que pensar que va a ser reiterativo.

Volviendo al año de la trama principal: 1992, vuelve el “Antoniocentrismo” que tan poco me gusta. El patriarca de los Alcántara acaba de sufrir un accidente de tráfico y esto provoca que veamos a una Merche casi muerta de amor. La protagonista, acaba culpabilizándose de unos motivos un tanto machistas. Parece que cuando su exmarido o marido (ya no sé cómo denominarlo), se recupere, todo volverá a la normalidad y podemos adaptar un dicho mítico de una de mis películas favoritas de Disney a las circunstancias, pues “el ciclo sin fin” vuelve a comenzar.

Además, podemos ver a los Alcántara más unidos que nunca. Estos, se cierran formando una armadura al más puro estilo romano, repeliendo todo aquello que no lleve su sangre y tradición. Me provoca cierta tristeza la figura de los allegados a la familia como por ejemplo Max, pareja de Mercedes tras su ruptura con Antonio, que aparentemente todo es bondad, pero también sufrimiento.

Bajo mi punto de vista, el personaje más destacado del capítulo es Santi (hijo de Toni) el cual da una lección de madurez y saber estar a su padre.

Os dejamos con el resumen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *