• septiembre 20, 2021 3:25 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

David Rees ilumina la celebración del Día de la Música en Madrid

El día de la música debería de ser todos los días. Durante todo el año, los artistas bombean energías que, o bien pintan de color nuestras vidas, o son la mano en el hombro que nos calma.

La vacunación ha aspirado los nubarrones que lleva tejiendo la pandemia desde el pasado año. Las grandes empresas, como El Corte Inglés, han apostado por apoyar a los músicos que no han parado de trabajar durante la crisis vírica. David Rees es ejemplo de ello, pues pocos meses a lo largo del año han habido sin una de sus agradables sorpresas musicales. En consecuencia de la celebración del día de la música, su público pudo conocerle más de cerca en la zona de Ámbito Cultural de El Corte Inglés.

Se podía apreciar hasta la respiración del cantante y las sonrisas del público detrás de las mascarillas. El famoso dicho de que los artistas ganan en las distancias cortas fue cierto, siendo dinámico y fresco.
Armado de ukelele y acompañado por un guitarrista, nos hizo sumergirnos en un viaje por su historia vital. “Corazón de limón” resucitó su pasado Universitario en Salamanca y uno de los juegos que David Rees realizaba con sus compañeros de carrera. A partir de escuchar al artista, muchos definimos a la ciudad como un lugar tintado de amarillo.

Rees es un perfecto cronista de historias certeras y puras. Por ello, “Match” es un arcoíris gigantesco que ha plasmado una historia universal de amor LGTBI. La espontaneidad es su mejor poder.

El origen musical del artista no se encuentra en “Amarillo”, sino en un potente trabajo en YouTube. Allí adquirió un lenguaje único, directo y muy visual. Su siguiente canción fue “Abejas”, entremezclada con un maravilloso mashup de grandes éxitos musicales como “Malamente” o “Shape of You”.

w

El 2020 ya es agua pasada. Su canción homónima al año mostraba una puerta entreabierta. Cuando sonó desde su dulce voz, provocó una reflexión sobre cómo ha afectado la pandemia en nuestras vidas y la importancia del respeto al separar los diferentes titulares por temáticas en un resumen tan perfectamente detallado como este tema.

A continuación se volvió a aliar de nuevo con el arcoíris LGTBI para cantar “Me gusta un chico”. Sin duda es una canción sencilla pero liberadora, que, a pesar de estar acompañada solamente por las cuerdas, voló alto.

Como no podía ser de otra manera, “De ellos aprendí” puso el broche de oro a la tarde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *