• junio 18, 2024 9:30 pm

Primera semifinal del Benidorm Fest: aciertos y decepciones

primera semifinal benidorm fest 2023 FOTO RTVEFOTO RTVE

El tiempo de espera hizo estragos en la primera semifinal del Benidorm Fest, puesto que las decepciones estuvieron presentes de igual manera que las reafirmaciones. A pesar de ello, pasaron a la final aquellos artistas que estaban previstos en nuestras apuestas.

La primera en saltar al escenario fue Sharonne, cumpliendo con la gran responsabilidad que supone abrir una gala de semejante calibre. Vocalmente estuvo impecable y proporcionó un show digno de una drag queen de calidad como es ella. Además, contó con un bellísimo vestuario, el cual aportó un gran dinamismo a la noche.

En segundo lugar Aritz Aren pisó las tablas del escenario de Benidorm. Bajo mi punto de vista lo más acertado de su actuación fue el magnífico juego de luces, minimalista y sensual. A nivel coreográfico, lo más reseñable fue la aparición de la bailarina con la que interpretó el conocido acrotango del que se había hablado en redes sociales, puesto que en solitario dejó mucho que desear.

A continuación, Sofía Martín intentó convencer con su “Tuki”. La puesta en escena fue una de las más completas de la jornada, con una danza bien estructurada y dinámica. Aunque a nivel vocal no fue su mejor noche. A pesar de ello, no merecía en absoluto el último puesto de la gala.

Posteriormente, llegó el turno de la mejor actuación de la noche para los espectadores y para nuestra humilde opinión. Agoney hizo alarde de su gran potencia vocal y nos hizo arder tal y como prometía. Además, la puesta en escena fue de lo más cinematográfica, dejando imágenes de gran calidad.

Tras el artista canario le llegó el turno a la gran sorpresa de la noche: Megara. El grupo defendió con clase su estilo, proporcionando un concepto perfectamente construido. En conclusión, es una apuesta potente para conquistar al público internacional.

Por otro lado, Alice Wonder cumplió con lo esperado, dando un show vocal y escenográfico. Además, la puesta en escena fue todo un derroche de magia. La delicadeza y la emoción son su punto fuerte.

La recta final de la noche fue comenzada por Meler y su “No nos moverán”, regalando al público una actuación para saltar a su compás sin muchas más pretensiones. Un gran acierto fue el uso de los tambores.

Con Fusa Nocta las expectativas nos jugaron una mala pasada, puesto que esperábamos que nos volase por completo la peluca. Pese a ello, el concepto de la actuación considero que está asentado aunque quedan aún muchas cosas por pulir, especialmente el control vocal de la artista.

Las encargadas de cerrar la noche fueron Twin Melody, con una presencia muy tiktoker y siendo cumplidoras. Ninguna sorpresa en su actuación.

Merecido el pase de Agoney, el reconocimiento a Megara y Alice Wonder y sin duda la gran oportunidad para mostrar quien es para Fusa Nocta.

¡Pásate por nuestra sección sobre el Benidorm Fest para estar al día de todo!

Laura Salas

Soy fan, luego existo

Por Laura Salas

Soy fan, luego existo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *