Belén Aguilera y ese paraíso llamado “Búnker”.

No me cabe duda que durante estos días de confinamiento no he parado de repetir a mis seres queridos mi ansia por que se acabe la cuarentena para poder recibir con los brazos abiertos la nueva música que viene por delante. Por supuesto, el disco de Belén Aguilera es uno de ellos. La cantante, publicó el pasado 10 de abril su nuevo sencillo, “Búnker”.

Si es cierto que esta canción es muy diferente a sus antecesoras. Un rayito de luz con alma propia. Estamos acostumbrados a esas baladas épicas que salen del inseparable compañero de viaje de la cantante, el piano. Esta va un paso más allá, pues tiene un toque tímido bailable que una vez que entra en tu cabeza se queda a vivir en ella, reforzando los coros de forma sutil y construyéndola con el mismo mimo que un artesano en busca de su mejor creación. No hay un tema malo de Aguilera.

Con paso firme y personalidad propia, la cantante se está afianzando como una de las letristas más prometedoras del panorama. Su anterior single, “Mía”, puso un antes y un después en el desarrollo de su historia, haciendo una introspección en sí misma para hacernos reflexionar sobre nuestro amor propio. “Búnker” es un capítulo más en este libro llamado Belén Aguilera que tiene muchas alegrías todavía que darnos. Nos invita a mirar hacia otro lado cuando algo nos hace daño, pensar y cuidarnos a nosotros mismos. El hilo conductor está claro y me resulta fascinante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *