• enero 16, 2021 12:20 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

(Crítica) Física o química el reencuentro capítulo 1: Vuelve la locura a Atrespremium.

Doce en punto de la noche, y la plataforma virtual de antena 3 estaba completamente colapsada. Y claro, una curiosa como yo, fue volando a redes sociales para ver cual era la razón por la cual no podía ver mi capítulo semanal de By Ana Milán. La razón llegó nada más entrar: el reencuentro de Física o química.

A pesar de que en la época no vi un solo capítulo, cualquier excusa es buena para quedar con una amiga, por lo que el reencuentro de la serie se reprodujo en mi casa recién salido del horno. Me gustaría daros mi opinión de no fan, por lo que espero que no me matéis.

En primer lugar, hay que destacar que algunos personajes me parecen que se han quedado anclados en otra época. Para una persona que no vio la serie resulta un poco turbio encontrarse con unos comentarios fuera de tono como por ejemplo, los de Gorka a Jan.

La presencia de Fer (Javi Calvo) era uno de los principales atractivos para muchos fans, pues hay que recordar que el personaje falleció. Su presencia me resulta un tanto peculiar, por no decir extraña. Se da por hecho que es un fantasma, pero, me hubiese gustado una mayor interacción con sus excompañeros de instituto. Sin duda las lágrimas hubiesen caído.  

Las relaciones representadas, están basadas en un ideal un tanto “tóxico” de lo que es el amor. Por lo tanto, chicos, os doy mi superconsejito: “no lo imiten en sus casas”.

No resulta muy complicado mantener el hilo pese a que no te acuerdes de lo sucedido o no hayas visto la serie. La trama principal es una especie de conversación extendida en la que los diferentes personajes se ponen al día después de años sin verse.

Mi personaje favorito es Olimpia (Ana Milán) que ejerce de voz de la consciencia desbordando sabiduría.

Pero, lo que más me ha emocionado es la visión nostálgica de las amistades de instituto. Puede parecer en ocasiones que el tiempo ha hecho mella en ellas, pero, solo basta sacar recuerdos para que la magia vuelva a surgir. El amor y la unidad permanecerán de por vida, como el mejor de los matrimonios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *