• septiembre 20, 2021 4:21 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

(Crítica) Luca: La bella metáfora de Pixar

“Luca” es la última obra de arte de Pixar, estrenada el pasado 18 de junio en Disney Plus. La compañía sigue apostando por los estrenos sin pasar por el cine, siendo una auténtica lástima, pues el disfrute aumentaría sin límites.

Precisamente la fotografía es una de las grandes bazas del largometraje. La animación y la realidad se funden con gran maestría, siendo la primera la prolongación de la otra. En las playas se rompen las olas espumosas, siendo perceptible hasta el último milímetro de sal depositado sobre la orilla. Mientras que, las escenas terrestres, captan a la perfección el ambiente de un pequeño pueblo costero italiano, gracias a los colores de sus edificios y las conocidas costumbres de sus habitantes.

En contraposición al pueblo protagonista, se encuentra el fondo marítimo. Los creadores del film humanizan los hábitos vitales de sus curiosos pobladores con una clara misión: protestar contra la contaminación de los fondos marinos. Luca, el protagonista monstruo marino, se encuentra con diversos objetos caídos de pescadores masivos, que le conducen hacia un supuesto peligro. Con esta igualdad entre el fondo marítimo y los pueblos, Disney parece conducirnos a la idea de que no hagas aquello que no te gustaría que te hicieran.

Tras haber desgranado los factores superficiales del largometraje, es hora de que nos zambullamos en la metáfora más importante de él. Luca se ve atraído por el mundo terrenal, mientras que sus padres le tachan de loco e intentan borrar sus pensamientos con una terapia de dudoso gusto. ¿Os suena de algo?

Desafiando a las leyes paternas y a sus propios miedos, llega a la superficie donde se encuentra con Alberto, un igual a él. De su mano, conocerá los placeres que otorga la libertad. Pero, para alcanzarlos, tendrá que aprender a vivir de una manera muy diferente a la que está acostumbrado. Además, se grabará a fuego la idea de que ser diferente al resto de chicos de su edad, tampoco es algo malo.

De manera no explícita y con mucha elegancia, Disney ha tejido un cuento sobre la homosexualidad. Además, hay muchos comportamientos de Alberto que refuerzan esta idea, pues se muestra celoso cuando Luca se hace íntimo amigo de Giulia. Disney sigue coronándose como reyes de su género, educando a las nuevas generaciones desde un ideal igualitario y contentando a su público maduro.

Como he comentado anteriormente, Giulia, es un personaje elemental en el desarrollo de la trama. Esta cumple con el prototipo de mujer fuerte y rebelde carácteristica de esta nueva etapa de Disney. Con mucho esfuerzo, consigue superar al hombre opresor y alcanzar su sueño.

Diseccionar el final sería sinónimo de haceros spoiler. Pero, sin duda, de esta forma, como tantas otras veces, han conseguido ablandar el corazón del público maduro. Mi titular para describir este momento es el siguiente: “quien te quiere, te quiere libre”.

Muy recomendable, 10/10.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *