• octubre 26, 2020 10:56 pm

Dani Fernández nos regala “Vértigo” y consigue la matrícula de honor.

Un estreno en exclusiva de una canción en un concierto puede provocar que la letra de esta no se te vaya de la cabeza. Eso me pasó con “Vértigo” el single de Dani Fernández publicado el pasado 18 de septiembre. No voy a negar que muy a menudo se me pasaba por la cabeza en letras fluorescentes las ganas de que este tema saliese al mercado tras haberle escuchado en su concierto de Alcalá de Henares. Ahora, tras haber escuchado la versión estudio y el tornado de calidad que supone este estreno, me he quedado sin palabras.

“Vértigo” ha nacido siendo el ojito derecho de todos los fans de cantante que lo acogieron desde un primer momento con los brazos abiertos, y no es para menos. Es un single que dice mucho: representa la madurez de un artista que se ha mejorado así mismo encontrando un sonido que le otorga la categoría de estrella del pop rock español. Como bota en la nieve, la marca permanecerá al paso del tiempo.

El sonido de este tema supone la llegada a la meta de la primera etapa de su carrera en solitario y la matrícula de honor. La guitarra eléctrica hipnotiza y el aire roquero sabe captar la desesperación que quiere expresar a través de la letra. Es una experiencia inmersiva, como si hubiésemos atrapado una parte del concierto del artista en una botella y pudiésemos probar de este elixir de manera infinita. Enamora cuando rompe la voz. Fascinante ver como sabe echar a volar los sentimientos para que lleguen al oyente.

La letra, nos habla del abismo creado por el amor. Lejos de contar lo típico y tópico, se abre en canal, para hablar desde dentro, con el corazón en un puño, sin filtros ni ideales.

La estética del videoclip es made in Dani Fernández, y a esta etapa de “Incendios”.

¡Suprema Daniel!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *