Élite (temporada 1) : luces y sombras

Siempre me he definido por ver series sin seguir normas  ni corrientes, a pesar de ello, hay ocasiones en la que no puedes evitar caer en ello, y sí, estoy hablando de Élite. La serie de Netflix tiene un carácter adictivo, tanto que he tardado a penas una semana en terminar la primera temporada. En este artículo os detallaré mis impresiones acerca de este nuevo fenómeno . Aviso, hay spoilers.

Es una serie interesante de analizar y puede llevarte a la reflexión sobre la sociedad actual. En primer lugar, refleja los problemas de los jóvenes, pues cada vez más pronto caen en adicciones. Pero de este factor deriva uno de los que considero principales errores de la serie, una sexualización excesiva de chavales de 16 años, faltándome más escenas de la trama principal.

Otra de las grandes preguntas que me planteo después de ver la serie es : ¿realmente el dinero es todo?. En mi opinión, la respuesta a esto en un sí rotundo. ¿Cuántos altos dirigentes que han acabado en la cárcel han logrado pagar su finanza? ¿Cuántos han muerto en extrañas circunstancias? Sin duda es la parte mejor realizada de la serie,  manteniendo el nivel de tensión en todo momento.

Quizá penséis que soy demasiado crítica con la serie, pero, aquí va el segundo error: la falta de credibilidad de algunos personajes, siendo bastante planos. Y sí, espero que no me matéis, pero al escribir estas líneas tengo en la cabeza a Nano. Nos entran por los ojos por su físico, pese a que tiene la misma expresión facial en la mayoría de momentos, pase lo que pase. Contrastando con esto, hay otros que si que consiguen conectar desde las primeras escenas con el público, como Guzmán, llevando acabo una gran progresión llevándonos del odio al cariño, Christian, que con su salero destaca sobre los demás, además de llevar la progresión inversa a Guzmán o Lucrecia, a la que es imposible no cogerla manía.

La trama, es brillante. A todos nos gusta sentirnos parte del FBI o algún cuerpo de inteligencia similar, y con esta serie nuestra fantasía se hace realidad. Pues, desde un principio eres consciente del asesinato de Marina, y con la intercalación de las escenas del interrogatorio, tu mente no para de sospechar de todos y de cada uno de los personajes. Eclosionando en un final para nada esperado, aumentando tus ansias por saber más.

Vosotros ¿qué pensáis?, ¿es la mejor serie juvenil del momento o no? , os leo. Seguramente, cuando leáis estas líneas yo ya estaré sumida en la segunda temporada, mis ansias no pueden esperar.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *