• octubre 23, 2021 1:28 pm

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

Estas 5 canciones en directo me cambiaron mi vida de fan.

Ir de concierto es un hábito saludable para el alma que me gusta practicar de forma constante. A falta de directos por la situación actual del Covid-19, buenos son los recuerdos que se convierten en aliento para continuar caminando por la vida.

Hoy os traigo cinco momentazos de cinco conciertos que seguramente contaré a mis nietos. Escuchar esa canción, es trasladarme al día en el que sucedieron, y si me esmero un poco, soy capaz hasta de sentir las mismas corrientes nerviosas que palpitaban en mi interior.

“Zapatillas” – Dani Martín – Tour Grandes Éxitos y pequeños desastres – Wizink Center

Ir a un concierto con tu mejor amiga y tu madre no puede salir mal, es más, todo adquiere un punto más emotivo. A esto, hay que sumarle el reencuentro de Dani Martín con un Wizink Center a rebosar esperando la vuelta de las canciones del Canto del Loco a su voz. Todos teníamos ganas de que llegase el momento de desmelenarnos con este himno de generaciones, mirar a tus acompañantes y sentir esa sensación de complicidad máxima, que pase lo que pase, se quedará guardada en esa canción, en ese momento. Recuerdo saltar y tener la sensación de volar. Vuelve siempre que quieras Dani, que nosotros prometemos dejarnos las gargantas.

“Blanco y negro” – Malú – Tour Caos – Wizink Center

A esta canción siempre me unirá una relación de amor eterno. La lluvia de globos de ambos colores regalaba a todos los maluleros una instantánea más que fotogénica, de esas que te sientes afortunado de vivir, y lloras por la belleza que provoca cuando hay mucha verdad sobre el escenario. Es una oda al amor incondicional y para mí, sin duda, es el fenómeno fan.

“Vivir así es morir de amor” – Mónica Naranjo – Renaissance Tour – Wizink Center

Ver a Mónica Naranjo en directo es romper los esquemas mentales de cualquiera, pues las canciones adquieren un tinte más galáctico y épico del que ya tienen de por sí, que es bastante elevado. La noche del pasado mes de octubre de 2019 fue increíble por la emoción del reencuentro de su público después de tantos años de ausencia sobre las tablas. La sombra del reciente fallecimiento de Camilo Sesto estaba presente y ella le rindió el mejor de los homenajes, la versión sinfónica de “Vivir así es morir de amor” aunando a diversas generaciones con tres minutos de canción.

“Mama No” – Pablo López – Tour 360 grados – Palacio de Vistalegre

Hablando en términos emocionales y quizá mágicos, varios miles de luciérnagas encendieron sus luces para acoger a una canción recién nacida y casi desconocida para el resto de mortales. Estaba destinada a hacer cosas grandes en el repertorio del malagueño.

Aunque, con vuestro permiso, tengo que decir que muchas canciones de López podrían estar en esta especie de top, sin ir más lejos la punzadita en el corazón que supone “Lo saben mis zapatos” o la sensación de remar todos hacia un mismo lugar con “El Patio”.

“Jueves” – La Oreja de Van Gogh – Planeta Imaginario Tour – Wizink Center

Silenciar a un Wizink Center no es tarea fácil. Para esta arduo misión, hacen falta años de trabajo y canciones que anden con los pies bien pegados al suelo. El dolor de una tragedia sucedida hace años y el respeto fueron los protagonistas. La desnudez de la voz de Leire Martínez fue realmente estremecedora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *