• octubre 26, 2020 10:48 pm

Fin de gira extraordinario para Melendi.

Tras una gran resaca emocional y sí también física me dispongo a intentar explicar con palabras lo sucedido anoche entre las cuatro paredes del Palacio de los Deportes de Madrid en el fin de gira del Ahora Tour.

Madrid tenía muchas ganas de Melendi, y prueba de ello fue que en la segunda canción ya tenía a todo el público en pie, cosa solo apta para leyendas como él. 15.000 personas nos reunimos ayer en el Winzik Center, con el mismo propósito: que el asturiano nos hiciera vibrar con cada una de sus canciones.

Y sí Melendi, todos sabemos que parte de los periodistas de este país te han tratado mal, pero yo como proyecto de ello, prometo cuidarte, porque estoy segura que de aquí a varios años aparecerás en los libros de literatura.

Anoche que más daba lo que saliera de la boca del asturiano: si canciones, verso o rap , que los que estábamos presentes estábamos encandilados por su magia. La magia de la verdad, de cantar la cruda realidad, de no colgarse medallas pero si de hacer himnos desde la humildad, más vale que canciones como “Déjala que baile” se aplicaran a la vida diaria y no dejaran de sonar en grandes fiestas sin querer verle el sentido.

Melendi es lucha, es espíritu de superación , de reconocer su pasado a través de sus canciones que a tantos seguidores han acompañado, es la búsqueda constante de la felicidad, y darla a los demás, porque sí en más de dos horas de concierto sales con una sonrisa de oreja a oreja, es saltar hasta tocar el cielo de Madrid… Y al final recurres a él como tu propio “código postal”.

Sabe como meterse al público en el bolsillo, no cualquiera improvisa una canción fuera del repertorio o homenajea a un fan haciendo que todo el palacio coree su nombre.

Hoy descubro que el nombre que recibimos sus fans “guerreros” , va mucho más allá de un nombre, es sentimiento puro.

A veces pienso que si mi madre no hubera traído “Un alumno más” a casa posiblemente Melendi no hubiera pasado por mi vida y joder… que idiota hubiera sido…

España varoladlo , es un genio de estos que hay que dar gracias por vivir en la misma época que él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *