• julio 25, 2021 3:59 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

Fútbol | Así ha arrancado la EURO 2020 (11-14 junio)

PorNaza Milán

Jun 15, 2021

El fútbol de selecciones ha vuelto después de un año echándolo mucho de menos. Con la pandemia del COVID-19 más controlada, las naciones europeas han decidido volver en este año 2021 para celebrar la Eurocopa que debió de darse el pasado año 2020 y que ha arrancado en su primer fin de semana de forma espectacular. Aunque sin olvidar el más que hablado susto de Eriksen que, por suerte, se mantiene estable. Deseándole una pronta recuperación y centrándonos en los encuentros podemos resumir el inicio en: sorpresas, alguna que otra decepción y, sobre todo, emociones aseguradas.

Todos los caminos llevan a Roma y allí es donde se inició esta competición tan ansiada por sus 24 participantes. Andrea Bocelli erizó los vellos de todos los asistentes al Olímpico de Roma cantando ‘Nessun Dorma’, donde más tarde la selección Italiana debutaría frente a Turquía en el primer partido del grupo A. Tras una primera parte dura para los italianos, todo comenzó a ir sobre ruedas cuando en el 53′ Demiral intentó un despeje que acabó entrando en propia puerta. Finalmente Immobile e Insigne, dos de los grandes nombres de Italia, terminaron por rematar con dos buenos goles a una Turquía que llevaba desaparecida desde el primer error. El encuentro se completó con un 0 – 3 a favor de Italia.

El sábado 12 la jornada arrancó con un Gales – Suiza. Ambos equipos con grandes nombres, pero que no fueron capaces de ir más allá de las tablas. Con el doble de oportunidades de Suiza de encontrar portería (18 disparos frente a 9 de los galeses), dominaron el encuentro de principio a fin. El marcador lo abrió Embolo en el 49′ tras el inicio de la segunda parte y, después de muchos encontronazos de la selección de los dragones con Sommer, fue igualado por Moore en el 74′ tras una jugada ensayada desde el saque de esquina.

El siguiente partido, Dinamarca – Finlandia (grupo B), duró poco más de cincuenta minutos. El desplome del jugador Christian Eriksen en el minuto 42′ provocó la lógica suspensión del encuentro. Cuando el jugador ya se encontraba estable en el hospital, se decidió que el partido continuaría esa misma tarde. Así, se jugaron los últimos cinco minutos de la primera parte, seguidos de un breve descanso de la misma duración, para después completar con la segunda parte. Esta fue además la primera participación de Finlandia en una EURO, en un partido que para muchos no debería de haberse jugado y que finalizó con la victoria de Finlandia ante Dinamarca por un gol de Pohjanpalo en el minuto 60, que obviamente no celebró. No se puede obviar que la selección de Dinamarca jugó aturdida pese a tener el 99% de tiros de su parte (22 de Dinamarca frente a uno de Finlandia). Hoy hemos conocido que el partido fue reanudado por elección de la UEFA. Parece ser que un paro cardíaco no puede detener el espectáculo.

Y mientras terminaba el Dinamarca – Finlandia, Bélgica se estrenaba frente a Rusia en San Petersburgo cerrando la jornada y el grupo B. Sin muchas sorpresas, Lukaku abrió el encuentro en el minuto 10. Tras dedicarle el gol a su compañero del Inter, Eriksen, el partido continuó con un dominio claro de los belgas. Aunque Rusia seguía dando guerra con el apoyo de la afición, Meunier remató en el 34′ para apagar poco a poco las ilusiones rusas. El dominio belga terminó en el 88′ con el doblete de Lukaku y la desesperación de la afición rusa.

El Domingo 13 fue día de sorpresas. El grupo D se abría con el esperado Inglaterra – Croacia que dio lo prometido: igualdad y espectáculo. Con prácticamente el mismo porcentaje de posesión; pases y exactamente los mismos tiros, el marcador no se movió desde el 57′ cuando Sterling le dio la ventaja a los tres leones. Más tarde comenzaba la aventura para el grupo C con Austria frente a Macedonia del Norte, otra novedad en la EURO. Sin duda fue uno de los encuentros más entretenidos del fin de semana, con una Macedonia que rebosaba energía y ganas de mostrarse ante Europa. Pese a que el encuentro lo abrió Austria en el 18′ gracias a una increíble finalización de Lainer, el mítico Pandev no se rindió y a sus 37 años empató el encuentro exactamente diez minutos después, en el 28′, manteniendo la igualada hasta que Austria volvió a dar con la fortuna y se adelantó nuevamente. Gregoritsch en el 78′ colocó el 2-1 y Arnautović en el 89′ finalizó el encuentro formando el espectáculo en una celebración algo violenta.

El último encuentro de la noche del domingo fue protagonizado por Países Bajos y Ucrania. Con un dominio espectacular de los Países Bajos que golearon muy seguido en el 52′ con Wijnaldum y en el 58′ con Weghorst, Ucrania nunca se rindió y remontó la ventaja de dos goles. La magia llegó en el 75′ con Yarmolenko seguido de un gol de Yaremchuk en el 78′, provocando el silencio en el Johan Cruijff Arena. Sin embargo, la naranja no se rindió y con mucha rabia y acierto Dumfries adelantó nuevamente a su selección en el 85′.

Y por último, el lunes 14 llegaron más sorpresas y decepciones. El Escocia – República Checa cerraba la primera fase para el grupo D con un gran partido de República Checa, selección que no había visto aún la victoria ante los escoceses. El checo Schick fue el artífice de los dos únicos goles del encuentro, el primero en el 42′, un fuerte mazazo antes del descanso. Después llegó el que muy probablemente sea el mejor gol de la EURO, y eso que acaba de comenzar. En el minuto 52′ un rebote del balón acabó en los pies de Schick que prácticamente desde el centro del campo pudo observar que Marshall estaba muy alejado de su portería y no dudó en disparar, dejando a Hampdenk Park atónito. Tampoco hay que quitarle mérito al portero aún del Sevilla Vaclík, quien salvó a su país en múltiples ocasiones.

El Polonia – Eslovaquia fue otra de las sorpresas. Los grandes nombres de Lewandowski, Szczęsny y Zieliński, entre otros, siempre nos hacen decantarnos por los polacos. Pero como el fútbol siempre está lleno de sorpresas, Eslovaquia sacó también a sus grandes nombres y supo muy bien controlar a Polonia, quién tras el error del portero y su autogol en el 18′ las pasó muy duras para poder remontar. Lo hizo gracias a Linetty en el 46′, pero de poco sirvió. El centro del Inter, Škriniar, volvió a hundir a los polacos en el 69′, dejando el marcador 1-2 para sentencia.

Y por último el España – Suecia del grupo E que, sintiéndolo mucho, se coronó como el peor partido de lo que va de EURO. Monotonía y poca puntería podrían ser los adjetivos claves para la selección española que no fue capaz de romper la defensa sueca, la cual tenía muy claro su objetivo. De poco le sirvió a los de Luis Enrique contar con el 86% de la posesión cuando únicamente 5 tiros fueron a puerta. El encuentro se resolvió con un empate a cero que dejó un sabor muy amargo a ambas aficiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *