Las aventuras de una lámpara: ¿La explicación que merecíamos sobre el pasado de Boo Peep?

Toy Story 4 reencontró a uno de sus personajes secundarios desaparecido durante la tercera entrega con el gran público. Boo Peep, se ganó el cariño de los fans de la saga convirtiéndose en referente. Pese a que la película lo intentó contando por encima que había sido de ella tras salir de la casa de Andy y Molly, su pasado seguía siendo todo un misterio.

La llegada de Disney Plus a nuestras casas parecía ser la solución perfecta a ello, pues entre su catálogo se encuentra “Las aventuras de la lámpara”, un corto de apenas 10 minutos que como adicta a la película de los juguetes vivientes, fue una de mis primeras visualizaciones.

La última entrega de la película puso el listón alto pues me esperaba un pasado lleno de acción, pero ni mucho menos. ¿Qué de que va? Pues básicamente la figura pasa de mano en mano, de niño en niño, hasta llegar a la tienda de antigüedades y en fin, luego todo lo que ya conocemos. Una repetición de lo que nos llevan enseñando película tras película, el niño se hace mayor y deja de lado a su juguete. Podríamos decir que ha hecho honor al tipo de filmación y se ha quedado bastante corto. Como fan, ¡Quiero más!

Si hay algo que ha convertido a este personaje en uno de mis favoritos de todo Disney es que se ha convertido en uno de los iconos feministas de la compañía. Muy simbólico esa liberación de la lámpara, como objeto que no la permite avanzar en la vida. Sola, se desprende de este lastre y se empodera así misma. No se conforma con una vida cómoda en la tienda de antigüedades y emprende por si sola un proyecto ambicioso, ser un juguete autónomo en un parque cercano. Mis aplausos.

Como ya podréis ver, una de cal y otra de arena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *