Mama no, Pablo López sí.

Después de varios meses desde que Pablo López cantó en exclusiva Mama no en la voz, por fin está disponible la versión estudio de este single, desde el pasado 8 de noviembre. 

Por supuesto, el ritual no podría fallar, cuenta atrás preparada para las 00:00, temblor de piernas y unos nervios que cualquiera que me viese pensaría que estoy a punto de enfrentarme a él más complicado examen.Sensación similar a los directos de la pasadas giras, llega el momento, las 00, se apagan las luces y comienza el espectáculo. 

Son pocos los segundos que me hacen falta para que la emoción me invada, y sí señores, esto es la magia. Hace poco menos de dos meses cantaba a gritos esta canción en el concierto de Madrid, como una fan loca más. Hoy, vuelvo a mirar a los ojos a Mama no, como si fuese la primera vez, y me vuelve a llegar a lo más profundo. 

Dejando un poco de lado los sentimientos, hablemos de música. Pablo está en su periodo de máximo esplendor, de eso no hay duda, él es música, y cuando sus manos vuelan sobre el piano pensamos que es capaz de cualquier cosa. Así lo ha hecho esta vez, superándose a sí mismo con un sonido inmejorable. Una montaña rusa, pues es un tema que se hace pequeño y se engrandece con el paso de las notas, y tocando todas las emociones posibles. ¿Acaso alguien es capaz de hacer algo similar?. 

Otro grito desgarrado de verdad, de sentimiento, con una letra sobrecogedora, que invita a hacer una introspección de nosotros mismos. 

¿Y qué voy a decir de su videoclip? Respira arte por los cuatro costados, homenajeando al conocido cuadro “Los Amantes” de René Magritte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *