• septiembre 28, 2020 8:04 am

Maléfica 2 y el reflejo del poder de la mujer.

Tras varias semanas deseando acomodarme en la butaca del cine para ver la segunda parte de Maléfica, uno de los personajes Disney que más fascinada me tiene. El pasado fin de semana, llegó el momento de adentrarme en su mundo durante las casi dos horas de la película. ¡Cuidado que hay spoilers!

El peso de la película lo llevan las mujeres, y para ello, nos ofrecen unos personajes masculinos bastante planos, que en ningún momento evolucionan y se encuentran bajo la sombra de las protagonistas. Digno de aplauso, pues es importante que las nuevas generaciones crezcan teniendo referentes femeninos poderosos, luchadores y valientes.

En primer lugar, me gustaría hablar de Maléfica y analizar su personaje. Pues en ella, podemos ver que su recuerdo ha sido maltratado a lo largo del paso de los años. Como tantas y tantas mujeres que la historia ha borrado su nombre o ha guardado un recuerdo equivocado de ella. Una interpretación sublime de Angelina Jolie hace que sea un personaje que enganche al gran público, pues con solo mostrar la mirada de la villana, ya nos está demostrando su poder. Pues todas, hemos salido de la sala del cine queriendo ser Maléfica. 

La mala malísima, es la Reina Ingrith, que, como se ve retratada en unas de sus últimas palabras en la película, representa el poder dictatorial, en el que no ve más allá de sus intereses, sin importar lo más mínimo sus familiares.

No toda la película iba a ser maravillosa, pues he encontrado dos “fallos” a lo largo del largometraje:

El primero de todos, es la escena desencadenante de la lucha final. Aurora descubre que en realidad quien sumió en un profundo sueño a el Rey John fue la propia reina, a través de una visión sin sentido alguno, y totalmente inconexa. 

En el final de la película, podemos ver como la reina diseña una especie de polvos con los que combatir a las especies mágicas, incluso, podemos ver como el gran árbol que cobra vida muere y se convierte en hierbas. Cuando estos son liberados, le vemos de nuevo con vida, ¿estamos ante un caso de resurreción?

Podemos sacar una enseñanza clara de esta película, pues representa la lucha del ser humano por controlar la naturaleza. Disney nos está inculcando el amor por ella, mostrándonos que es posible vivir en armonía.

Como viene siendo ya costumbre en las películas Disney, está presente la multiculturalidad de los personajes, siendo especialmente llamativo en la especie alada a la que pertenece Maléfica. 

Si eres un amante de la moda, sin duda saldrás del cine más que feliz, pues los vestidos utilizados son realmente fascinantes. Pues hasta el más simple, en el que Angelina Jolie sale con una venda es realmente fascinante.

Para concluir, es inevitable hablar sobre los espectaculares paisajes mostrados, donde la realidad y la ficción se dan la mano, y te hace soñar con poder pasear por ellos. Un trabajo extraordinario sin duda. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *