• febrero 26, 2021 6:41 pm

Mask Singer Programa 4: El misterio sigue reinando sobre el grupo B de concursantes.

Supongo que muchos estaréis de acuerdo conmigo, con que el segundo grupo de concursantes de Mask Singer es el que más quebraderos de cabeza levanta cuando pasa por el plató. Yo, a pesar de que tengo mis ligeras sospechas, estoy segura de que no me acerco a la realidad ni de lejos. Dicho esto, vamos allá con las conjeturas.

La noche la abrió Cuervo, con su pisada fuerte y su buen rollo, mostrando una cara muy diferente a la noche anterior. Si algo me quedó claro es que es o ha sido deportista, y si nos dejamos llevar por la metáfora de los vuelos, podría llegar a pensar que es portero. Aunque, leyendo Twitter, la idea de que detrás de la máscara del ave se encuentra Jorge Lorenzo, no me parece muy descabellada, ya que en algunas ocasiones se ha lanzado a la aventura de cantar.

Este, se enfrentó a dos pesos pesados del programa: Camaleón y Cerdita, que bajo mi punto de vista, podrían enfrentarse en la final perfectamente.

Camaleón, nos dejó claro que tiene un amplio control de su voz, por lo que el mundo de la actuación podría ser su lugar. Maxi Iglesias es mi apuesta más fuerte, ya que, en su día, protagonizó el musical de El Guardaespaldas. Sea quien sea, nos llevaremos una gran sorpresa cuando llegue la hora de desenmascararle.

La siguiente en llegar a las tablas fue Cerdita. Lo único que parece que hemos sacado en claro es que es una chica (y una gran diva) ante la duda del programa anterior. Tiene una voz muy peculiar, que nos hace dudar todo el rato sobre su verdadera identidad. Aunque parece que Bárbara Rey no es tan claro como parecía, añado como mi sospechosa número uno a Antonia Dell’atte.

MASK SINGER – Robot

Antes del segundo duelo de la noche, llegó la máscara invitada: El Robot. Cuando vi la Puerta del Sol madrileña, pensé en Cristina Pedroche y su relación con las campanadas, pero, después de las pistas, la descarté, y más aún después de la gran actuación, pues la sombra de su intervención en Tu Cara Me Suena lo dijo todo en su día. Pero con gran soltura, me hizo callar siendo una auténtica showman. Efectivamente, era la vallecana la que estaba detrás de la máscara metalizada.

El siguiente duelo lo abrió Gamba, que fue una fuente de risas, buen rollo y disputas entre el jurado que nos hacen disfrutar en todos los programas. Màxim Huerta se vio descubierto y Ambrossi se libró de su rapado de cabello.

Finalmente llegó el Caniche… Ay el Caniche… Hubiese apostado lo que hubiese hecho falta por Blanca Suárez. Ante la negativa de que no era actriz no se que deciros.

¿Qué pensáis vosotros del programa de ayer? ¡Os leo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *