• diciembre 1, 2021 12:45 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

Reflexiones de una fan: Belén Aguilera.

Nuevo domingo, de sentarse frente a la pantalla del ordenador y reflexionar sobre aquellos músicos que nos hacen la vida un poquito más fácil. Hoy os hablo de una de las últimas compañeras del día a día en llegar a mi vida: Belén Aguilera.

El comienzo, fue pese al típico y tópico flechazo que desencadenó nuestra historia. El lugar y el momento podrían parecer idílicos, pues estamos hablando de una fecha histórica tanto como para el mundo de la música como para el de la televisión, pues una nueva generación de talentos fruto de Operación Triunfo, conseguía abarrotar el Santiago Bernabéu. Tanto mi acompañante como yo, la auguramos un futuro prometedor en el mundo de la música y fíjate tú por dónde que se quedaría en mi piel. Su fuerza y valentía para enfrentarse a un hecho como este me maravillaron.

Ella es una nota de brillo sobre el resto de los cantantes. Resalta por su entereza al poner sobre la mesa todo tipo de temas a los que no estamos acostumbrados a escuchar, como el dolor ante un corazón roto desde una realidad no maquillada y lo más importante, enseña a quererse a uno mismo partiendo de las cenizas.

Nuestro primer encuentro musical fue hace relativamente poco, en la sala Galileo Galilei. Desde la sencillez del piano, creó una atmosfera grandiosa en la que ella fue el hada madrina que nos hechizó en una noche para el recuerdo.

Un artista gana por su trabajo, pero también por su personalidad. La timidez, espontaneidad y las ideas claras son su fuerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *