Sabela Ramil y “Despedida” : De Galicia para el mundo.

La que fuese cuarta finalista de Operación Triunfo 2018, nos presenta su primer trabajo, y aunque puede ser contradictorio, nos dice “hola, aquí estoy”, con su álbum titulado “Despedida”, que, desde el pasado 29 de noviembre podemos disfrutar.

La primera canción, “Despedida”, pese a no ser muy de mi gusto, ha sido su carta de presentación como su primer single, dejando claro cual va a ser su línea de trabajo, muy arraigada a sus raíces gallegas, con un toque intimista. En un principio no cumplió las expectativas que mi cabeza había formado, pues se aleja del estilo en la que me podía llegar a imaginar, pero estas dudas se ven difuminadas con el resto del disco, por lo que por supuesto, no he podido evitar hacerme con él.

A continuación, escuchamos “El paso”, una canción de una letra preciosa, pues la interpreto como una oda hacia su gran pasión, la música. Miedos, búsqueda de inspiración… que se ven reflejadas en este inicio de la aventura musical de la gallega, que según nos cuenta, se le muestra muy diferente en esta nueva etapa. Sabela es música, de eso no cabe duda. Si hay algo que me seduce de esta canción, es ese cachito cantado a capella que genera un cosquilleo en mi interior haciendo que se me erice la piel.

La siguiente canción que me toca el corazón es “Nai”. Me transporta a otro mundo, sus giros me tienen conquistada y es una muestra más, (como ya he dicho muchas veces en mis artículos que el idioma no entiende de idiomas). Más que en otras canciones, la frase promocional de su disco que la cataloga como artesana, este tema se saborea ese “cocinado a fuego lento”. Sensación acogedora, cuanto menos.

Del mismo corte, pasamos a “Dame una señal”, como en todo buen disco, no podía faltar una canción de tema amoroso, y creo que llegados a este punto no se nos puede resistir enamorarnos de la música de esta joven promesa.

Otra de mis debilidades es “Mi reina”, que parece sacada de cualquier película de fantasía, llevando implícito esa magia tan característica, siendo un viaje maravilloso. Mensaje esperanzador, que invita a dejar de lado todo lo que nos hace mal.

Sabela es raíz, una persona con un objetivo claro, pese a llevar escasos meses en la música, ya nos está demostrando hacia donde quiere enfocar su futuro. Tienes las alas listas para volar, mientras, yo me quedo a su lado, pues me transmite una paz genial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *