• junio 18, 2024 8:10 pm

Segunda Semifinal del Benidorm Fest: una noche de infarto

segunda semifinal benidorm fest 2023. FOTO RTVEFOTO RTVE

Hablar sobre la segunda semifinal del Benidorm Fest, es recordarla con resaca emocional pero con brillo en los ojos. Cada actuación supo a final de festival y cualquiera de las candidaturas era digna para pasar de fase. ¡Vamos a comentarlas!

Famous desempeñó con maestría el papel de dar el pistoletazo de salida a la gala. La puesta en escena fue absolutamente impecable gracias a su gran presencia sobre el escenario. Sin duda, fue una gran dosis de energía y la muestra que desde el principio, el listón iba a estar muy alto. Aunque tiene un claro pero, y se trata de la voz. A los hogares de los espectadores llegó de una forma un tanto cuestionable.

En segundo lugar José Otero brilló utilizando su garganta como si fuese un instrumento construido a base de oro. Su espectáculo fue puro sentimiento y una ráfaga de magia consiguió conquistar nuestra piel para ponerla de gallina. Además, la coreografía que orbitó alrededor del cantante fue un gran acierto.

Posteriormente Karmento creó un microsistema lleno de raíz. Con dulzura consiguió desprender una ola de calidez. Además, con su coreografía, el uso del coro, la realización y los visuales consiguió la excelencia.

Rakky Ripper le tomó el relevo a la cantante manchega, siendo única en su especie e instalando una auténtica rave en Benidorm. Hay que resaltar que funcionó de una manera notable sin el autotune.

El quinto lugar de la noche estuvo presidido por la digna ganadora, Blanca Paloma. La artista ha llegado por segunda vez al festival para arrasar con él, dando una lección digna de libro de texto con la puesta en escena y la realización. No solo fue raíz y una voz impecable, sino también fuerza femenina, elegante y emotiva. Además, supo jugar con el escenario, con un color rojo pasión y una cinematográfica compañía. Puede traer el micrófono de cristal a España.

A continuación, E’femme sirvieron poderío con una coreografías digna de supereurovisivas y sin fallar vocalmente. Aunque les faltó un poco de potencia en el uso de los visuales.

Siderland comenzó la recta final del show con una puesta en escena original y digna de videoclip. Además, supieron salirse de los estáticos estereotipos de los grupos, con una coreografía llena de dinamismo. Fueron explosivos pero no lo suficiente como para pisar la final.

Alfred García siguió apostando por la apariencia de videoclip, pero en su caso siendo un auténtico corto cinematográfico que homenajeó al original Festival de Benidorm. Fue emoción y auténtico genio, rompiendo con la lineal apariencia inicial de la canción. Digno de aplaudir es también el filtro en blanco y negro que reinó durante todo el espectáculo.

La encargada de cerrar la noche fue la gran amada por el público “Nochentera” con Vicco a los mandos. La fiesta se esperaba, pero Vicco se superó y levantó al público, siendo una musa no atada al medido espectáculo y llena de dinamismo. Además, deslumbró con unos grandes vocals al final de la actuación.

Laura Salas

Soy fan, luego existo

Por Laura Salas

Soy fan, luego existo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *