• julio 4, 2022 2:00 pm

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

Spider-man No Way Home: crítica sin Spoilers

Cuando una sala de cine se llena a rebosar, en pandemia, con público de tres generaciones distintas sabes de sobra que lo que se viene va a ser algo grande, inolvidable y cargado de emoción. Ya seas más o menos fan de los superhéroes, creo que todo el mundo tiene un hueco en su corazón con el nombre de Spider-man y ese huequito creedme que con Spider-man No Way Home no solo crece más, sino que se rompe, resurge como el ave fénix, y una vez resucitado decide quedarse con gran parte del corazón durante mínimo los siguientes dos días tras ver la película. Y es que, aunque hablemos de súpers y de héroes, todos podemos empatizar con un chaval que únicamente quiere hacer las cosas bien.

El viaje de sentimientos

Y es que empatizar es la palabra que más se me viene a la mente cuando intento describir el argumento de esta película, o cuando intento justificar las acciones de uno u otro personaje. Todos debemos ponernos en la piel del otro y pensar «¿yo qué hubiese hecho?». Como estamos en una crítica sin Spoilers, resumiré el argumento en una frase breve: Spider-man quiere ayudar, pero la lía. Entonces la vuelve a liar. Y una vez que puede solucionar lo que ha liado, toma una decisión impulsiva e infantil que la lía aún más. Quizá este podría ser el argumento de todo el contenido audiovisual de Peter Parker, no obstante en este caso nos centramos en No Way Home y a donde quiero llegar es que, el argumento aunque es muy sencillo y si te paras a reflexionarlo, es hasta estúpido, son los personajes quienes logran elevar la película a la categoría de jodermenudapasada.

Peter Parker, MJ, la tía May… Todos y cada uno de ellos te consiguen hacer empatizar de una u otra forma. E incluso el malo, que aunque sea muy obvio de a quien(es) nos referimos, no vamos a mencionar. Y dejando al lado la empatización (¿esta palabra existe?), también tenemos la montaña de emociones a la que nos tiene ya acostumbradas Marvel en sus últimas películas. Risas, llantos, luego risa, luego enfado, luego llanto de nuevo… En resumen, id con kleenex.

La acción

Minuto uno de película y ya tenía que cerrarme la mandíbula a mi misma. Menos mal que hay que ir con mascarilla, sino seguro que alguien me tira una palomita dentro… ¡Menudo comienzo de película! Nada más arrancar, todo es bullicio, acción y movimiento de acá para allá. Cómo nos gusta ver a Spider-man balanceándose por todas las calles de Nueva York y más si es con el argumento ya comenzado. No hay pausa ninguna en todo el largometraje y es algo que se agradece mucho, sobre todo para espabilarte después de los diez minutos de anuncios previos…

Spider-Man: No Way Home: Marvel no va a matar a MJ
Spider-man No Way Home

Las batallas son, sencillamente, espectaculares. Sería muy obvio ya recalcar y admirar los increíbles efectos especiales…Pero es que hay que hacerlo. Como todos sabemos, y esto no es spoiler, Dr. Strange tiene un papel importante en esta trama y, sin entrar mucho en detalle, solo podemos decir que sus escenas son literalmente magia. Todo está pulido al máximo detalle, tanto que no me sorprende que gastasen todo el presupuesto ahí y por eso no quedase nada para hacer un cartel en condiciones.

Pero bueno, manteniendo la seriedad, finalmente hay que recalcar en este apartado de la acción que podemos ver sangre. Podemos ver dolor, ira, y una violencia que parecía que las entregas con el Peter Parker de Holland habían abandonado, sin embargo, al final resulta que no del todo. Podemos ver a un Spider-man más maduro, y resulta todo un orgullo.

Mil universos todos para los fans

Las posibilidades con las que nos deja esta película son infinitas, las mismas que las teorías que existían previas al estreno de la película. Esta ha sido una entrega sin duda creada por y para los fans y se nota en cada detalle y cada múltiple referencia encajada con cuidadoso detalle y que sin duda los fans saben apreciar. O si no díganselo a mi sala del cine, la cual acabó con las manos rojas de aplaudir. Existe un multiverso, todos lo sabemos, pero es algo muy difícil de explorar y que, sin embargo, esta película consigue abrir un pequeño paso para que todos lo comprendamos mejor y nos quedemos, sin duda, con ganas de ver la siguiente película ya sea de Strange, de Capitana Marvel, de Thor e incluso, si la proponen, de Hulk, por qué no. Pocas veces sales del cine con tantas ganas de más, tantas que incluso algunos ya sitúan a esta película por encima de Endgame (me llamo algunos, qué tal). Si a todo esto le añadimos que el final (no spoilers, tranquilas) nos deja con una sensación de que cualquier cosa puede pasar y de que ahora todo comenzará de nuevo (¿el qué?, ah…), podemos cerrar esta pequeña crítica con un gran aplauso para Spider-ma No Way Home, un bote lleno de esperanzas y la ilusión de un crío y con muchas ganas de saltar entre los edificios para correr a ver la película un mínimo de siete veces más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.