• octubre 29, 2020 3:40 am

Su vida en tus manos: El corto en contra del abandono animal.

Antes de empezar quisiera pediros perdón. Perdón por la dureza del corto y por cómo me voy a expresar a raíz de lo que he visto.

La historia cuenta cosas que por desgracia pasan en la vida real.

Me da igual si es un perro, un gato, un conejo o un pájaro, es un animal que merece una serie de cuidados y atenciones que tú cómo persona que lo has adoptado tienes que cuidarle.

Bien, Nuria ha plasmado en este guion la historia de una perrita que fue muy deseada por una niña. Día a día la perrita es el juguete de esta niña, la compañía para esos padres, la diversión de la familia. Todos esos factores se van a ir perdiendo a lo largo de los 7 minutos que dura el corto. Cada vez la niña juega menos con la perrita hasta llegar al punto de no hacerla caso, cada vez la pasean con menos intensidad hasta que llega el momento que ni se separan del portal, un animal es normal que destroce cosas, al principio la medio regañaban, después la menospreciaban. El final yo creo que os lo podéis imaginar, la perra es abandonada por la familia es un campo y para colmo atada a un arbusto a cuerda corta. Para su desgracia el pobre animal corre tras el coche de sus dueños hasta que es atropellada con un coche. Para su suerte la conductora baja del coche y decide llevarla a un veterinario. Y más tarde la adoptará, sabiendo que es lo que conlleva tener un ser vivo y llenarla de todo el amor que este pobre animal necesita. Estoy segura, que los actores que han interpretado a esta familia han tenido que trabajar mucho para ponerse en la piel de un maltratador/persona que abandona animales.

Hay gente que lo hace en la vida real, que los pega, que los maltrata, que no sabe convivir con ellos.

Y yo me hago una pregunta ¿Por qué? ¿Por qué se comportan así?

Yo por ejemplo hablo desde la parte de los perros, ellos dan todo el amor que tienen encima sin pedir nada a cambio. ¿Por qué hay personas que actúan de esa manera maltratándoles? Y ya no es sólo eso, abandonándoles. No entiendo que es lo que se les puede pasar por la cabeza para hacer eso. No debemos olvidar que un perro no es un juguete que cuando te cansas lo dejas en la estantería o lo tiras a la basura porque ya no lo vas a usar, es un compañero para jugar, para caminar. Y muchos pensaréis que los que tengan pensamientos como yo estaremos locos, pero mientras que no tengas uno no puedes llegar a entender sus sentimientos, como te entienden, saben perfectamente tus emociones, tus malos días, tus lágrimas.

Por mucho que pase el tiempo, seguiré sin entender el por qué el abandono, el por qué al maltrato de un animal que no se puede defender.

Espero que este corto llegue a muchas personas y que a su vez a estas les haga concienciarse de que un animal es para toda la vida y no solo para un rato.

Gracias Nuria por plasmar esto en el documental. Es duro, pero por desgracia es la realidad, espero que así mucha gente se dé cuenta de que estos animales también tienen sentimientos y un gran corazón, cosa que a muchos le faltan.

Y como os he dicho el maltrato animal es por desgracia una causa muy frecuente en la vida real. Más próximamente la protagonista de este corto, Valentina. Ella estuvo la friolera de tres años encerrada en una jaula y ha perdido la movilidad en una patita, por suerte ha encontrado una familia que estoy segura de que le da todo el amor y cuidados necesarios.

Gracias por existir héroes de cuatro patitas

#SuVidaEnTusManos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *