• junio 20, 2021 9:48 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

(TBT) Billy Elliot: Un desborde de vida y pasión.

PorLaura Salas

Feb 11, 2021 ,

En este 2021, me he propuesto el reto de subsanar mis pecados capitales en el mundo del cine y ver aquellos clásicos que tenía pendientes. Por ello, hoy os traigo una película que tenía en esa lista: “Billy Elliot”.

El tiempo ha hecho mella en el film, no lo vamos a negar, los comentarios y acciones parecen sacados de otro planeta para las nuevas generaciones que, tras el filtro de la traducción, pierden mucha calidad.

La película, sabe sacar el ambiente del ámbito marginal en el que sus protagonistas se desarrollan: las casas, el vocabulario, la lucha contra una empresa que machaca a sus empleados… Permitiendo de esta forma que el espectador conecte con todos y cada uno de ellos, estrechando los lazos emocionales.

Otro punto a favor de esta película es como mantiene pura la óptica de la niñez, que con ojos de ilusión, acepta todo lo que le rodea, como la homosexualidad o la práctica de una actividad poco común en un chaval de esta edad como es la danza.

A nivel musical y de show, no se le puede pedir nada más. Aprovecha hasta es más mínimo recoveco de la escena para crear coreografías, siendo muy vistosa y espectacular.

Los pilares familiares son muy importantes. Más de una familia, debería aprender del transcurso de la película. Gracias a los dioses, el padre se da cuenta del talento de su hijo, deja atrás todos los prejuicios como quien se quita una prenda de ropa y se entrega en cuerpo y alma a la pasión del ballet.

Por supuesto, considero que, en la educación actual, se echa en falta profesores de la talla de señorita Wilkinson. Que creen en los estómagos de los alumnos vida y pasión, además de buscar de manera continua la fórmula para conectar con ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *