Alfred, Londres y mucha nostalgia.

Alfred termina el ciclo correspondiente a su primer disco, 1016. ¿Acaso hay mejor forma de cerrar esta etapa que con la canción que empezó todo “Londres?. Así es, el cantante publicó el pasado 27 de septiembre el videoclip correspondiente a este tercer single.

No sé vosotros, pero cuando escuché por primera vez esta canción, viviendo el proceso de composición en primera fila del 24 horas de OT, me hizo pensar que ese joven concursante era todo un genio, y que poco tiempo bastaría para que esa estrella brillase en la música. Hoy, tiempo después, me doy cuenta que lo mejor que pude hacer era elegirle. Dicho esto, entremos en materia y analicemos poco a poco el videoclip.

Alfred pasea por las calles de la ciudad británica, añorando un amor pasado, y no sé si es ese filtro algo vintage del vídeo o las nubes de Londres, pero a mí consigue ponerme nostálgica. Sin dudas, invita a reflexionar sobre la fugacidad del tiempo, y a disfrutar de los buenos tiempos.

Una vez más, el cantante ha llenado de simbología el vídeo, haciéndolo, aún más si cabe, muy especial. No es casualidad, que, cuando se levanta de la cama pasa el despertador a las 10:16 y sorpresa… Al lado podemos ver un muñeco disfrazado de astronauta, haciendo referencia a los dos videoclips anteriores. 

La protagonista del vídeo, también tiene un significado muy especial para el artista, pues se trata de su ex-pareja, la persona que le llevó a escribir “Londres”. Una de las cosas que me encandila del artista, es que todos los detalles están medidos, hasta el más pequeño, dotando siempre de una veracidad única.

Un número que se repite mucho, es el once, que, según hemos podido comprobar, representa la creatividad y la receptividad. Si pestañeas en este vídeo, seguramente ya te hayas perdido algo…

Sí, este videoclip, también tiene una parte adorable, ese momento en el que a todos se nos ha pasado por la mente el querer un Alfred García en nuestras vidas… ¿O me diréis que no?

La canción rompe, y empieza a salir el sol, al más puro Beatles, Alfred se reúne con su banda en una azotea, haciendo las delicias de todos sus fans, como tantas veces lo ha hecho durante este Tour 1016.

Las referencias a su disco no acaban en el despertador, ni mucho menos, podemos ver el nombre de su anterior single, “Wonder”, en un letrero gigante. 

Espero, que en próximos proyectos no cambie ese estilo tan inconfundible en sus vídeos, pues me apasiona buscar los pequeños detalles que esconden.

Y ahora contadme vosotros, ¿Qué os ha parecido el vídeo? ¿Me he saltado algún detalle?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *