• octubre 29, 2020 11:04 am

Crítica | Enola Holmes, con luces y sombras

PorNaza Milán

Sep 26, 2020

La esperada película sobre la hermana del gran detective ficticio creación de Sir. Arthur Conan Doyle, Sherlock Holmes, ya está aquí. Protagonizada por Millie Bobby Brown en el papel de Enola Holmes y con otros grandes nombres como Henry Cavil (como Sherlock Holmes) y Helena Bonham Carter (Eudoria Holmes), con la dirección de Harry Bradbeer han conseguido crear una película entretenida, divertida y fiel al estilo Holmes que tanto hemos visto representado en las pantallas.

La frescura de Millie Bobby Brown contagia a todo el elenco

Y es que la joven actriz arrasa allá por donde vaya. En el papel de Enola Holmes, la hermana de 16 años del famoso detective Sherlock Holmes, ha conseguido transmitir ese espíritu de juventud, descubrimiento y emoción. Una joven de la época victoriana, época en la que las mujeres comenzaron a ver recompensas en sus luchas por la igualdad, comenzando por el sufragio, el cual es el motivo por el que la madre de Enola, Eudoria, interpretada por la magnífica Helena Bonham Carter, la abandona.

Enola se muestra inocente pero a la vez tiene un conocimiento del mundo superior a cualquier joven de su edad. Es esto por lo que resulta sencillo empatizar con ella, seas un espectador más o menos adulto. Millie Bobby Brown ya nos ha demostrado que tiene una carrera espectacular por delante, y nos ha dejado un personaje digno de recordar. Enola reúne todas las características de Sherlock, pero en versión mini y más adaptada a nuestros tiempos.

Pero no todo es bueno

El argumento es sencillo. Eudoria desparece dejando a su hija atrás y esta decide recopilar todas las pistas que su madre le ha dejado para encontrarla. Sin embargo, en su viaje, se topa con un chico al que intentan matar y decide cambiar su objetivo temporalmente para ayudarle. Este chico resulta ser un marqués que tendrá en su poder el poder votar a favor o en contra del sufragio femenino, lo que acaba enlazando ambas historias.

Esta historia, pese a que consigue ser entretenida gracias a la velocidad de las escenas y la calidad de los actores, se hace demasiado previsible. No hace falta ser Sherlock (o Enola) para saber qué es lo que va a ocurrir a continuación. Además, la película contiene ciertos clichés que dejan cierto sabor amargo (ejemplo, el uso del corsé es una “opresión”, o la exageración de algunos rasgos de la época que acaba siendo la personalidad de algunos de sus personajes).

La magia de la cuarta pared, la forma en la que Enola nos narra la historia, consigue introducirnos un poco más en ese mundo y sentir que, el personaje, es una amiga más. Un punto muy a favor tanto de la actuación como de la dirección.

Y, de repente, se acabó

Y, cuando la cosa está interesante y tienes la sensación de que ahora viene el boomSPOILER, aparece mamá a contarle toda la movida a la hija, diciendo que adiós muy buenas y dejando al espectador con cara de tonto. Tras esto, todo vuelve a centrarse en la historia de Enola con el joven marqués, sabiendo que ya no le queda mucho al film y dejando un sabor bastante amargo. No tiene un final malo, pero si brusco. Es una historia que bien podría contarse en un capítulo de una serie, pero que te deja con necesidad de más. Si bien esto es positivo, pues la película podría tener muy buena repercusión con una segunda entrega, también debería ser una lección de que para contar dos historias dentro de una, se necesita una mejor organización de tiempo. Durante la película todo varía y, entre medias, aparece Henry Cavil alegrando las vistas a muchos y muchas, pero poco más.

En resumen, es una buena película, tiene gran potencial y unos nombres en su reparto que ya quisieran muchas superproducciones, pero no nos termina de convencer la brusquedad del final y la simpleza del mismo. Por supuesto encanta, se hace amena y ojalá tenga una segunda parte pues es una producción que se nos queda corta. Se necesita más, y estaremos esperando con ganas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *