• julio 29, 2021 12:23 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

(Crítica) Julie and the Phantoms: Una serie pegadiza, aunque con sus defectos.

El pasado mes de septiembre, Netflix añadió a su catálogo una nueva serie apta para todos los públicos, “Julie and de Phantoms”, protagonizada por Maddie Reyes, Charlie Gillespie, Ownen Joyner y Jeremy Sarabia.

El principal atractivo de la serie, es sin duda su banda sonora. Esta, sabe captar a la perfección la esencia del tocar en directo. No hay un tema malo, todos brillan por igual. Además, hay que destacar la voz privilegiada de Maddie Reyes.

Las puestas en escena engrandecen las canciones, especialmente las llevadas a cabo por Caleb (Cheyenne Jackson), el rey de la fiesta.

El argumento, es una repetición de miles de películas en búsqueda de un punto lacrimógeno, donde los fantasmas tienen las horas contadas en el mundo terrenal y a la protagonista le falta un ser querido.

En algún momento, las actuaciones están forzadas, especialmente las de Charlie Gillespie que recrea una expresión facial poco creíble.

Por último, y no por ello menos importante, es avisarte de que los personajes reproducen un prototipo muy explotado y anticuado. Los hombres, heteros y para variar, con una masculinidad muy frágil queriendo demostrar continuamente que son los más machos del barrio.

Hay que destacar que hay un personaje homosexual, pero, la sensibilidad le persigue como una sombra.

Es una serie muy ágil debido a que los capítulos duran poco y la música ayuda. Pero, los fallos resaltados, restan y mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *