• noviembre 24, 2020 9:30 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

(Crítica) La Casa de Papel Temporada 4: Otra entrega de infarto, aunque poco avance.

Hacía escasos minutos, al cierre de estas líneas, que acababa de terminar la cuarta temporada de La Casa de Papel, y una cierta resaca emocional me recorría el cuerpo. Conserva la calidad de las temporadas anteriores, esa que se convierte en calor insoportable en las escenas de mayor acción y te hacen terminar cada capítulo con la sensación de haber corrido 200 kilómetros con 40 grados a la sombra.

Pero, los que ya me conocéis sabréis que si doy una de cal, doy una de arena. Esta entrega, mantiene una cierta relación tóxica con la sangre, cosa que es respetada en las dos primeras pero en esta se va de madre, haciéndote mirar hacia otro lado si eres susceptible al líquido de color rojo. A parte, añadir que a nivel de guion esta temporada no aporta mucho, pues termina exactamente igual que la empezaron.

Otro punto negativo (y ojo porque hago spoiler) es la desaparición de Nairobi además que de la caída de Lisboa a un segundo plano, los dos personajes, que bajo mi punto de vista, tienen un mayor trasfondo reivindicativo. Aún así, estas tienen un par de discursos empoderados para reflexionar.

Una de las cuestiones que más coraje me ha dado es la aparición de Belén Cuesta (Manila) como extra. ¡Es de las mejores actrices de España, un poco más de protagonismo por favor!

Sin duda, algo que la hace única en su especie es la utilización de un humor muy inteligente, que te hace sentir como tus compañeros de sofá o donde quiera que veas las series, relajan sus músculos.

Toda gran producción no sería lo mismo sin un malo malísimo que te revuelva el estómago, Sierra (Najwa Nimri) y Gandía (José Manuel Poga), tienen mi más sincero aplauso.

Aunque de una manera muy sutil, la serie ha querido homenajear a su fandom con una pequeña muestra de manifestantes a las puertas del “Banco de España”. ¡Bonito homenaje! Está claro que La Casa de Papel se está convirtiendo en mucho más allá que una serie.

Una vez más, te hace reflexionar en dónde están los límites entre el bien y el mal. Chapó.

Un comentario en «(Crítica) La Casa de Papel Temporada 4: Otra entrega de infarto, aunque poco avance.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *