• septiembre 25, 2022 4:54 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

Crítica | ‘Licorize Pizza’: base problemática, pero aprobada

Paul Thomas Anderson nos hace viajar a los 70 en Estados Unidos con esta nueva entrega, ‘Licorize Pizza’ en la que un adolescente y una joven veinteañera son los protagonistas. Una historia de cine, amor y conocerse a uno mismo que para muchos ha significado una de las mejores entregas del director californiano y, para otros, se queda algo más corta.

Lo cierto es que en esta película descubrimos una historia contada en dos partes y contada por momentos, no un conjunto. Un slice of life que atrapa al espectador gracias a sus dos carismáticos protagonistas, pero que envuelve una historia de amor que puede resultar incómoda si contamos con que se da entre un adolescente de quince años y una joven que tiene diez años más que él. Podría haberse quedado en una historia preciosa de admiración, pero intenta ir más allá. A su vez, contamos con una representación del colectivo LGBT algo pesada, que no se mueve de los estereotipos, de la misma forma que vemos el machismo del mundo artístico en la década de los 70 y una representación racista de los asiáticos. Podemos escudarnos en que todo esto es ficción y que lo que pretende es representar una época de manera realista, claro, pero entonces, ¿dónde está la novedad?

Todos los aspectos técnicos de la película conseguirían darle el sobresaliente a la primera hora de la película, pero en la segunda hora el guion consigue desviar al espectador de todo lo bueno previamente visto y simplemente esperar a lo previsible e incómodo. ¿Estamos ante una buena película? Sí. ¿Merecedora de una nominación a los Oscars 2022? También, y ahí la tiene. Pero, no debería ir más allá. Te sumerge en su ambiente y a la vez te saca de golpe. Dos actuaciones y una dirección técnica magnífica guiadas por un guion que podría dar más de sí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.