• noviembre 30, 2021 10:39 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

(Crítica) “Soul” la última joyita de Disney Pixar: filosofía y música se encuentran en el mundo animado.

En estas Navidad, Disney ha seguido apostando por su plataforma de streaming con nuevas publicaciones. Entre esta oferta, encontramos “Soul” la última creación de Disney Pixar que ha roto con todas las expectativas y las ha mejorado.  

Una vez más, este es un film animado no muy acto para niños pequeños. Si no, que provoca que los fans adultos de la productora cinematográfica le den vueltas al coco con el transcurso de la película. Para no haceros spoiler, el argumento es una reflexión sobre la fina línea que separa la vida de la muerte.

Es una obra de arte visual que mezcla dos mundos aparentemente difíciles de cuadrar. En un primer lugar, la hiperrealidad que goza el mundo terrenal, con unas texturas francamente magníficas que superan películas anteriores. Y, por otro lado, el mundo de los todavía no nacidos, con un arte vanguardista y lineal del cual estaría muy orgulloso el mismísimo Picasso.

Además, podemos decir que es una película muy original en su especie. Ya que cubre una sociedad hasta ahora no presente bajo la firma del ratón, la comunidad afroamericana. Enriquecedor.

Sinceramente, considero que es un film que ha llegado en el momento adecuado, es decir, en plena crisis vírica. Deja de lado la grandiosidad del materialismo, para recordarnos que lo que realmente nos hace vivir son las pequeñas cosas de la vida, de las cuales pasamos por su lado todos los días y no valoramos lo suficiente.

Hay pequeños puntos de humor que los más pequeños no entenderán, pues dan palos a las instituciones actuales sin filtro alguno, como a la educación pública o a los funcionarios, específicamente a los bibliotecarios.

La banda sonora, es francamente magnífica, no recarga en ningún momento la escena, sino que la enriquece. Aunque, me hubiese encantado un mayor protagonismo de la canción compuesta por Pablo López: “Escucha la vida”.

A pesar de ser altamente emotiva, no es lacrimógena como “Up” o su predecesora “Onward”.

En resumen, una de las mejores películas de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *