• febrero 26, 2021 12:55 pm

(Crítica) The Prom: Llena de pros y contras, pero buena en el reflejo LGTB.

The Prom ha sido una de las últimas apuestas de Netflix para terminar el 2020. Este, tiene una temática LGTB, digna de analizar, pues tiene sus pros y sus contras.

El argumento refleja las diversas trabas que tiene que pasar una joven (Emma) para acudir con su chica al baile de fin de curso tras la prohibición de las asociaciones de padres que poseen una mentalidad estrictamente conservadora. Un grupo de artistas que no pasa por su mejor momento, deciden acudir en su ayuda.

Los colores escogidos para la fotografía son mi gran debilidad, al igual que el vestuario. El global es una auténtica fantasía, pareciendo seguir los pasos de la bandera arcoíris. Capta la atención y atrapa.

THE PROM (L to R) MERYL STREEP as DEE DEE ALLEN,JAMES CORDEN as BARRY GLICKMAN in THE PROM. Cr. MELINDA SUE GORDON/NETFLIX © 2020

Las puestas en escena son de una alta calidad y no tienen nada que envidiar a los musicales de Broadway, con acrobacias y una gran coordinación con los extras. Salvo una canción, en la que critica la moral cristiana, de la cual hablaremos más adelante, tienen letras muy vacías.

Lanzan de una manera muy clara e interesante un dardo a todos aquellos que se arropan bajo el nombre de buenos cristianos, cometiendo constantemente pecados de todo tipo, y no son capaces de respetar el amor homosexual estando completamente anclados en un pasado medieval. Nadie tiene el derecho a opinar sobre a quién aman los demás.

El personaje interpretado por Meryl Streep es la diva que todos necesitamos, a pesar de ser desvergonzada y tener un ego por las nubes, se desnuda ante el espectador mostrando una realidad que por desgracia se repite continuamente en el mundo del espectáculo: la soledad.

Pero, el protagonismo, se divide de una manera muy interesante entre todos estos artistas en horas bajas que se desplazan hasta el lugar de origen de la joven Emma en su rescate. Todos tienen su momento de gloria y saben aprovecharlo.

La pareja lésbica, tiene una falta de química bastante notoria, además, de que he echado en falta un desarrollo mucho mayor de esta historia de amor. Pues, considero que termina de manera fácil además de típica y tópica. Los actores que acuden a visibilizar la causa pisan claramente su desarrollo.

Pese a los puntos negativos, es bastante llevadera además de ser una buena reflexión sobre las dificultades que hoy en día sigue habiendo hacia el amor homosexual. Ojalá, Netflix siga apostando por películas así.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *