De Alcalá de Henares hasta Marte de la mano de Alfred García.

La noche del 7 de septiembre, Alcalá de Henares fue testigo de la locura desatada por dos fenómenos de masas, Alfred García y Lola Índigo. Cientos de personas de varias generaciones se congregaron para darlo todo en este concierto perteneciente al ciclo celebrado en la Muralla de la ciudad.

La primera estrella en saltar a las tablas fue Alfred García. Antes de sentarse sobre las teclas del piano, para seducirnos como lo hizo hace casi dos años con “La ciudad”, una voz en off nos hacía reflexionar. Sin duda, a Alfred le ha cambiado la vida, pero a nosotros también, hemos crecido junto a estos artistas, creando un vínculo muy especial, ya forman parte de la banda sonora de nuestras vidas. Imposible no emocionarse pensando en cómo han cambiado nuestras vidas. 

De la intimidad generada en la primera canción, Alfred dió una vuelta de tuerca a su espectáculo. Pues el catalán se caracteriza por esa gran versatilidad, y su toque más roquero salió a escena con “1016”,ese número mágico que me dió alas en el casting de OT.

Sí, también hubo hueco para que los más nostálgicos de OT 2017 nos sintiéramos como en casa. “Insurrección” se encargó de poner patas arriba a todos los asistentes.

Yo, casi desde un principio, me prometí a seguir a Alfred “de la tierra hasta Marte”, pero después de vivir esta canción en directo lo he vuelto a prometer de nuevo. Él es un joven genio, un imán que atrae todas las miradas cuando está sobre el escenario. Fascinada con su directo, con su saber estar.

Como buen “planeta” pequeñas estrellas se iluminan a su alrededor, y así pasó en “que nos sigan las luces” un mar de linternas se encendió para él. No me cabe duda que le seguirán siempre, tiene el éxito dentro.

Y llegó “Londres”, otra de las joyitas del disco. Y la cantamos, sí, como lo hacíamos cuando tú estabas al otro lado de la pantalla, y yo prefería dejar los apuntes de segundo de bachillerato para escucharte. Llevo este momento grabado a fuego en la retina.

El final llegaba, y no quiso perder la oportunidad de subir a la otra anfitriona de la noche a cantar junto a él, Lola Índigo, versionando Mujer Bruja y “Could you be loved”, dejando claro que a pesar de las diferencias de estilos, tienen esa conexión única.

“Madrid” y “Let me go” fueron las encargadas de poner el broche perfecto al fin del concierto, instaurando la fiesta y la alegría. 

Sin duda, repetiré.

Ya tenéis la crónica del concierto de Lola Índigo en el siguiente enlace.

Lola Índigo desata pasiones en Alcalá de Henares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *