Del amor al miedo y viceversa. Crítica de ‘Love+Fear’, el nuevo álbum de MARINA

Parecía mentira que, el pasado año, el estreno de ‘Baby’ de Clean Bandit, Luis Fonsi y Marina fuese a ser el anuncio del disco de esta última. Y sí, Marina a secas, sin la compañía de sus Diamantes. La heleno-galesa se presenta ahora como MARINA con su nuevo álbum ‘Love+Fear‘, su nuevo éxito tras FROOT, de 2015. Este nuevo disco conoció a la luz dividido en dos partes por deseo de la cantante para conseguir así que quien lo disfrute lo haga por separado ya que cada mitad es un mundo.

Para que el disco sea más emotivo aún debemos conocer que Marina se plantó abandonar la música. FROOT fue todo un exitazo, pero dejó de ser “divertido” para ella, según contaba en la revista GayTimes. Pero, dejando ese miedo atrás, cabe destacar también que este disco ha sido dedicado, entre otros, a Lana Del Rey, íntima amiga de Marina e inspiración para muchos versos. Los fans esperamos un dueto de las divas con muchas ganas.

LOVE

La primera canción que nos encontramos en esta mitad es ‘Handmade Heaven’ de la cual Marina ya nos adelanta que trata sobre la ansiedad que trae el sentirse separado del ‘mundo natural’. Es además una canción que nos une a quienes tienen ese mismo sentimiento, a esas personas que cierran los ojos y crean su mundo, un mundo en el que puedes ser tú mismo y evadirte de este otro que a veces es tan surrealista.

Superstar’ cambia totalmente el ritmo que parecía haber marcado la primera canción. Un tema que, aunque de primeras parece no decir mucho, te hace pensar en esa persona especial que ‘salva tu día’. El ritmo es sin duda lo que más destaca en ella, que nos hace introducirnos en los tonos contemporáneos que comenzarán a gobernar el álbum.

Orange Trees’ es de esas canciones que te transmite dos sentimientos a la vez. La canción fue compuesta en homenaje a Lefkada, la isla natal de nuestra diosa griega. Con un tono más calmado te describe cómo es ese lugar y sus playas. La magia de esta canción es que no importa que tu hogar natal sea una montaña o el desierto, conseguirá transmitirte ese sentimiento de paz, de sentirte en casa.

Y llegamos a ‘Baby’. Al principio me costaba reconocer lo mucho que me gustaba esta canción. Si bien es cierto que al principio te quedas un poco ¿qué? al ver que la canción es en conjunto con Luis Fonsi, después no podía dejar de escucharla. No es solo la increíble base que se marca Clean Bandit (como siempre), sino que Marina vuelve a demostrar que no importa lo que le pongas delante, que ella va a hacer un temazo igual. Una canción que transmite mucha energía ‘mediterránea’ y quien haya visto el videoclip sabrá por qué lo digo. Aunque cierto es que la letra es algo triste, la voz y sonrisa de Marina consiguen que el cerebro piense lo contrario.

Como regalito os dejo la versión acústica de esta canción, que merece mucho la pena y demuestra quien reina en Baby. (Ojo, que la otra versión es también un temazo con todas las letras.)

Recordemos que Marina se tomó un descanso (merecido) tras FROOT de cuatro años. Cuatro años en los que ha sufrido ansiedad y depresión, enfermedades que ya mostró en Electra Heart además de reconocer su miedo al amor. En esta quinta pista, ‘Enjoy Your Life’, Marina emula que le habla a su público en una canción que en principio se nota que fue escrita para ella mientras sufría lo anteriormente mencionado. “Siéntate y disfruta tus problemas. No siempre tienes que resolverlos” es el consejo que la cantante nos da, el consejo que ella ha seguido para salir de ese vacío emocional. Seguida de esta canción llega ‘True‘, otro himno al optimismo que parece ir de la mano con este Enjoy Your Life

Cerrando esta primera mitad está ‘To Be Human’, una canción con la que Marina intenta unir a la humanidad. La cantante ha reconocido que odia el ver al extranjero, al que es de otra cultura, como ‘el otro’. Para ella todos somos hijos de la madre naturaleza y debemos amarnos, respetarnos y querernos así como compartir este mundo como si todos fuésemos uno. Una canción que no podría transmitir de mejor forma dichos sentimientos.

Y entonces llegamos a ‘End of the Earth’, la última canción de esta primera mitad de LOVE. Un tema que habla sobre el mundo, el amor, y sobre si misma a la vez que se pregunta qué habría pasado de no estar donde está ahora. Para ella no lo sé, pero el mundo se estaría perdiendo una auténtica diosa de la canción. Con este tema cierra su parte de amor, una primera mitad que te abraza y consuela, donde puedes ver el lado positivo de la oscuridad.

Fear

Esta parte, como bien indica el nombre, nos transporta a los miedos de la griega. Marina, como hemos mencionado antes, siempre ha tenido miedo al amor, a no ser suficiente y eso es lo que refleja en la primera canción de esta mitad Believe in Love’. Marina siente que tiene que creer en el amor, forzarse a ello. No se ve lo suficiente buena para nadie, ni para esa persona que intenta hacerla sentir especial. Y este es, sin duda, uno de los sentimientos más expandidos por el mundo.

Life is Strange’ es una canción que responde a cuestiones que llevan rondándonos la cabeza desde Electra Heartsi existe el bien o el mal. Esta canción termina con esa interrogante de una forma directa y se convierte en una de las canciones más sinceras y que en tan poca variedad de palabras es capaz de decir tanto:

Don’t know what I’m doing with my life – No se que estoy haciendo con mi vida
But maybe there’s no wrong or right – Pero puede que no haya un bien o mal
‘Cause everybody feels the same – Porque todo el mundo siente lo mismo
And all we know is life is strange – Y lo único que se que es que la vida es extraña”

Resultado de imagen de marina love + fear photoshoot

Sin duda esta parte de FEAR es bastante diferente a LOVE. Tanto el ritmo como la letra intentan trasmitirnos dos sentimientos opuestos pero coinciden en el positivismo que muestra cada canción, aun oculto en el miedo. ‘You’ podría ser perfectamente una canción pop cualquiera que no muestra pasión en su letra, pero el simple hecho de reconocer en la misma que es capaz de romperse demuestra que el Diamante no es tan duro y que esta puede que sea una de esas canciones que comenzó a escribir esta nueva era de Diamandis.

Mira que no soy muy de bailar, pero este ‘Karma’ es de esas canciones que suena mientras estás en una playa (Mediterránea, obviamente) y te hace moverte al ritmo de la música. La letra de Karma sin embargo nos habla de esas personas que son incapaces de ver sus errores y que se guardan sus sentimientos hasta que se les hace una bola y explotan de mala manera, con quien encuentras delante y que después te obliga a sentirte culpable. Marina llama a esta explosión de sentimientos Karma.

¿Recordáis “I Am not a Robot”? Vale, pues toca olvidarla. Marina se reconoce ahora en ‘Emotional Machine‘ como una máquina sin sentimientos en la que pasa de tener miedo al amor a plantar cara a esa persona que se siente ofendida al no ser correspondida por ella. Una canción dedicada a quienes te juzgan sin saber de ti.

Entramos en la recta final con Too Afraid’, tema que muestra ese sentimiento que aparece cuando estar con quien te hace feliz implica estar en un lugar en el que no eres feliz. Marina pasa de sentir que es la única con esos miedos a ver que no es así, lo que le da más miedo aún. El miedo a dejar a alguien por la felicidad propia es quien domina en esta canción, con un ritmo claramente más apagado.

Marina está harta de los idiotas y lo deja bien clarito en esta penúltima canción No More Suckers’dedicada a todas esas personas que se creen los reyes de la vida ajena y no muestran sentimientos a sus parejas. Se muestra bastante dolida además por quien se come su comida, que eso está muy feo. Una canción que sigue el ritmo de la anterior, dejando claro que llega el final.

‘End of the Earth’ cerraba la parte de LOVE introduciéndonos al miedo que causa el amor y ahora, esta última canción de FEAR, Soft To Be Strong’ nos habla de como el miedo también puede llevarnos al amor. “Y me hice creer que otras personas querían herirme” es otro de los sentimientos generalizados en nuestra sociedad. Marina descubre que esto no es así y que los sentimientos positivos están ahí, pero ocultos bajo una capa de negatividad y miedo. Finalmente, en esta melodía que parece creada para cada uno, Marina reconoce que siente el miedo irse, cerrando así una nueva etapa y comenzando una nueva vida de madurez que en Electra Heart estábamos deseando conocer.

Un disco de 10 para una artista que se merece todo lo mejor. Marina ha recorrido junto con sus fans varias etapas de su vida con canciones que recorren un camino y cuentan la historia de una joven que comienza a ser feliz de verdad, que es como nos gusta ver a la reina de la pista de FROOT o a nuestra rompe-corazones favorita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *