El alma plasmada en las letras de Belén Aguilera.

No sé si soy yo, o los meses pasan muy deprisa. Hace casi un año que vi por primera vez a Belén encima de un escenario. Ella era la telonera del OT Bernabéu. Su seguridad y su temple en su forma de cantar y de tocar el piano me llegaron al alma. Le dije a mi acompañante de aquel concierto que había que apuntar su nombre, pues seguramente daría mucho que hablar. Mis premoniciones, meses después, no han ido por mal camino.

El pasado 24 de mayo, Belén Aguilera, publicó su primer EP: “Dormida”, que contiene su dúo con Raoul Vázquez y “Jaque al rey” entre otras.

Ya dejo de enrollarme y entro en materia. En este artículo hablaremos sobre las canciones inéditas del EP.

La primera canción es “Sálvame tú”, su nuevo single y una de mis debilidades. Una canción para perderse en los giros de la cantante. Su voz te sumerge en una atmósfera de tranquilidad en la que solo entras tú y su voz, mientras poco importa alrededor. Estaría escuchándola contínuamente durante horas, me busco y me encuentro en ella. Otro de los factores mágicos de este tema es la letra. La artista plasma el alma y sus inseguridades. Precisamente es esa perspectiva del amor poco vista en las canciones. Romper las fronteras, aunque haya heridas interiores.

 

“No es mi culpa si es violento

río por fuera y lloro por dentro

a veces me gusta bailar lento lento lento”.

 

La siguiente canción es “Ilesos” que marca un estilo de música muy poco visto en el ámbito nacional. La cantante es diferente, es especial y es única, lo que la convierte en una de esas jóvenes promesas que en unos años serán estrellas conocidas por todo el mundo. Una vez más refleja ese tira y afloja en el amor, que a cualquiera le puede resultar difícil de expresar, pero ella lo refleja con una maestría absoluta.

 

“Que de nuestros besos no vamos a salir ilesos

Y aún cuando creo que lo puedo parar

Y aún cuando creo que lo puedo evitar

Te pido cinco minutos más”.

 

La última canción inédita de la que podemos disfrutar es “Muere”. Esa canción pura y que muestra que a la voz de la cantante poco le hace falta para lucirse, pues únicamente con el piano es capaz de rompernos el corazón. Imposible resistirse a la emoción que conlleva este tema.

“Muere las promesas que juré 
Muere lo que creo recordar 
Y duele, duele como arrancas la piel”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *