El final de ‘She-Ra y las princesas del poder’ y su importante mensaje (Spoilers)

She-Ra y las princesas del poder, la serie original de Netflix inspirada en la serie con el mismo nombre de 1985, ha llegado a su fin y lo ha hecho de la mejor forma posible. Una serie de animación para todos los públicos y que, sin duda, porta un mensaje que espero que todas las futuras series de animación no dejen pasar.

She-Ra, como muchas series de animación, está enfocada en un público infantil-juvenil. Sin embargo, tanto el argumento como los personajes son mostrados de tal forma que enamoran tanto a jóvenes como adultos. En cada temporada comprobamos como estos personajes sufren un progreso en sus personalidades que culmina con un espléndido final. A través de sus protagonistas podemos vivir diferentes emociones e incluso leer entre líneas sentimientos que no son difíciles de mostrar con palabras.

La serie, desde este punto infantil, maneja con naturalidad y sin miedo temas como la ansiedad, el sentimiento de abandono y de rechazo, entre otros. Es muy importante que desde jóvenes podamos reconocer estos sentimientos, ver cómo son aunque sea en una serie de ficción y comprobar, sobre todo, que saldrá bien.

Pero, sin duda, otro de los mensajes más bonitos que nos aporta She-Ra es el de: ama a quien tú quieras. No solo nos muestran personajes LGBT desde sus primeras temporadas, sino que (y aquí va el spoiler) su protagonista, Adora, y la que era antagonista, Catra (o Gatia en español), terminan confesando sus sentimientos, su amor. ¿Y qué es lo más bonito de todo esto? Que en ningún momento se muestra esta relación u otras como algo forzado. En She-Ra vemos parejas del mismo sexo continuamente e incluso hay un personaje, Double Trouble (Dupla), que es de género no binario. La importancia de mostrar no solo las emociones anteriormente mencionadas sino el gran apoyo al colectivo que muestra esta serie, es enorme. Los niños y niñas crecerán viendo series que, cada vez más, muestran abiertamente relaciones LGBT con la naturalidad de She-Ra y eso es algo que agradecer.

Claro que, no es la primera serie de animación que muestra algo así. En ‘Avatar: La Leyenda de Korra’, también podemos observar cómo el personaje principal, Korra, pasa por una enfermedad mental y también acaba con un personaje femenino. Sin embargo, la forma de mostrarlo no fue tan explícita pero sí es canon. Desde Korra se ha ido formando, poco a poco, el camino para la representación en el mundo de la animación destinada para jóvenes.

Bow's Parents | She ra princess of power, Princess of power, She ra

Puede que quienes no sean del colectivo vean todo esto innecesario. Puede que incluso lo vean forzado. Pero, no es innecesario ni forzado. Los adultos LGBT de ahora crecieron sin representación en las pantallas, sin saber qué eran o si eso estaba bien. Ahora, gracias a series como She-Ra podemos estar tranquilos pues sabemos que las mentes que vendrán tras nosotros no tendrán que buscar mucho para encontrar aquello que los represente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *