El Rey León: La obra maestra de Disney

Se apagan las luces y suena de fondo una canción que lleva acompañándonos toda la vida, “El ciclo sin fin”, mayores y pequeños emocionados, pues hay películas y escenas inmortales y luego está El Rey León. En menos de que te des cuenta ya eres parte de la película, y con apenas unos segundos de film, Disney ya plasma toda la magia que es capaz de hacer, pues la ficción y la realidad parecen estar a un solo paso. Un nuevo miembro de la familia real de Mufasa está siendo presentado, un pequeño Simba, que durante su etapa de cachorro estarás muriéndote de ganas por achucharlo.

Ya que hemos empezado hablando de la música, la banda sonora se sigue manteniendo, y a pesar del paso de los años, parece haber sido echa para este remake de acción real. Engrandece y provoca que en las escenas más épicas. Mención especial a “Espíritu”, la nueva canción de Beyoncé la cual hemos repasado ya en anteriores artículos.

La Beyoncé más leona.

El dramatismo de la película, está multiplicado por dos frente a la original, lo que provoca que vivas la película como si fuese la primera vez. Este es el caso de la muerte de Mufasa, que mirando el sufrimiento de sus ojillos una gota de sudor frío te recorrerá de arriba abajo. Una escena más larga y más sufrida. Está acompañada por unos cambios constantes de plano que provocarán un cosquilleo en tu estómago, sensación similar a la de una montaña rusa.

La película fue criticada por su falta de parecido con la de dibujos animados, pero una vez vista la película, no contemplo que hubiese sido de otra manera. Imágenes majestuosas, y un trabajo excelente, pues los animales retratados tienen los mismos movimientos que cualquiera real. Son escenas que parecen sacadas de un documental.

 

La similitud con la vida real provoca una disminución del colorido . Pero… Que no cunda el pánico, pues lo cambios de paisaje según los sucesos está muy diferenciado. Por supuesto, destacar la escena final con un predominio del color rojo, con el fuego.

Hay una gran disminución de las escenas cómicas de las hienas, resaltando la imagen cruel e interesada de estas. Pero no os preocupéis, que Timón y Pumba no han perdido ni un ápice de su sentido del humor. Estos dos pequeños personajes harán las delicias de todo el cine.

La imagen feminista ya estaba presente en la versión de los noventa, pero en esta ocasión la podemos ver reforzada. El personaje principal en el que esto se reforzado es Nala. Además de la sublevación de las leonas frente al patriarcado de Scar.

Disney nos pretende inculcar varias enseñanzas:

  • El mal que puede llegar a hacer en una sociedad un dirigente corrupto pero finalmente, las malas personas pagan por sus males.
  • No olvidar nunca quienes somos, ni quienes se fueron. Además de luchar por lo que nos pertenece.
  • Y por supuesto el mítico “Hakuna Matata”, cambiando el “qué” por el “y qué”.

Si todavía no la habéis visto no os la perdáis, historia de disney, que te dejará envuelto en el encanto de la sabana africana. Mejora con creces a Dumbo. Solo espero que no sobrecarguen las carteleras con películas de acción real y nos hagan disfrutar con pequeñas dosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *