• enero 18, 2021 6:44 pm

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

Física o Química El Reencuentro (capítulo 2): Un final de alto voltaje.

El fin del reencuentro de Física o Química puede resumirse como una hora de gritos, risas y llantos, los cuales, si los compartes con una amiga, siempre serán recordados por los siglos de los siglos.

Que los productores de la serie hayan puesto la velocidad al máximo de este coche de gran calibre, para mi es un gran error. Pues hay mucha trama de la cual se podría sacar mucho jugo relegada a un segundo plano.

Las relaciones tóxicas y el amor romántico que a todos nos gusta (aunque trates de ocultarlo) se debaten constantemente, siendo este último en ganar la partida. Pero, lo más importante de todo dejando a un lado amoríos de todos los colores, es que la amistad es el dios omnipotente que está en una escala superior para nuestros personajes.

La lágrima y la risa se dan la mano constantemente, haciéndonos este viaje muy dinámico y llevadero, arrancando constantemente exclamaciones de sorpresa ante los caminos que deciden tomar nuestros personajes.

El adiós es cerrado de una manera muy elegante, eliminando por completo al dicho de que las segundas partes nunca fueron buenas. Pero si es cierto, que nos han dejado con el ansia de más capítulos. Como fans, hay que decir que vemos la puerta abierta a ello con este final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *