• junio 17, 2024 3:56 am

Crítica | “Indiana Jones 5 y el Dial del Destino”: un final brillante

Indiana Jones ha regresado a la gran pantalla por todo lo alto. Esta película no es un estreno al uso, ya que supone la jubilación de Harrison Ford como el aventurero más famoso de la industria cinematográfica. Pero antes de guardar el sombrero y el látigo en el baúl de los recuerdos, han regalado a los fans de la saga una película muy interesante.

¿De qué trata esta quinta entrega? Indiana Jones tiene que luchar contra el tiempo para recuperar un dial que puede cambiar el transcurso de la historia. Aunque no es el único que está en plena búsqueda. Tendrá que enfrentarse a Jürgen Voller, un nazi que tras la Segunda Guerra Mundial trabaja para la NASA.

Una vez más, la película está protagonizada por unos efectos especiales de infarto que crean un ambiente vertiginoso y dinámico, con escenas de acción donde parece que los años no han pasado por la figura de Harrison Ford. Además, el film sabe reflejar la oscuridad de la Guerra Mundial con un clima lluvioso que llega a ser angustioso.

Bajo mi humilde punto de vista, el aspecto más destacable de la película es comprobar cómo se reinventa la figura del héroe. En ningún momento se oculta la vejez, sino que se ensalza como medio para alcanzar la sabiduría y la plenitud. Además, gracias a ello, se presenta a un Indiana Jones con preocupaciones reales con el que el espectador empatiza con gran facilidad.

Por otro lado, hay que aplaudir los momentos de humor que aportan frescor a la trama y a los acompañantes secundarios como Helena (Phoebe Waller-Bridge) y Teddy (Ethann Isidore) que ayudan a terminar la saga de Indiana Jones con dignidad y brillantez.

Otro de los aspectos fundamentales de la película es para mí, su reflexión sobre la historia. Por mucho que lo deseemos, el pasado no se puede cambiar puesto que nos ha llevado hasta nuestro presente. En definitiva, todo pasa por algo. Además, se presenta como una rama de estudio pasional a la que merece la pena abrazar para el correcto desarrollo del futuro.

Laura Salas

Soy fan, luego existo

Por Laura Salas

Soy fan, luego existo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *