• julio 28, 2021 11:12 pm

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

Las mayores decepciones del año con la pequeña y gran pantalla.

El cine y el mundo de las series ha sido un lugar maravilloso al que escapar de las cuatro paredes de nuestra casa. No vamos a negar que las plataformas han conseguido sentar a toda la familia delante de ordenador o televisión a hacer continuas maratones del contenido que estas nos ofrecen.

Muchas veces, en este blog hemos pecado de comentar solo aquello que nos agrada, que nos emociona, pero en pocas ocasiones hemos atendido a ese sentimiento que muchas veces toca a nuestra puerta y nos dice: “hola, estoy aquí”. Estoy hablando del enfado.

En esta semana especial para nosotras, queremos comentar nuestros enfados con la gran o pequeña pantalla. ¿Los compartimos? Vamos a ello.

Señores creadores de La Casa de Papel, amados y adorados por medio mundo, en mi casa os veneramos como si fueseis religión. ¿Por qué tuvisteis que matar al mejor personaje de toda la serie? Dinero en merchandising daba, pero, no todo son billetes, con ese disparo matasteis a muchos fans. Ella era drama, acción y comedia. Si hacemos en algún momento de la historia de esta web una encuesta sobre los personajes más queridos de las series, seguramente ocuparía uno de los primeros puestos. No os lo perdonaré jamás….

Netflix prácticamente va a ocupar gran parte de este artículo y espero que me lo perdonéis los amantes de otras plataformas. Pero, no puedo pasar por alto que se siga estirando el chicle hasta límites insospechados con Élite. Pretenden aguantar la serie hasta que los protagonistas tengan una edad poco apta para seguir en el instituto y por ello resolvieron el asesinato protagonista de una manera…. ¿Cómo decirlo sin que suene mal? Cutre.

En mi cumbre del hateo se encuentra Pinocho, un sinsentido destinado a aquellos que quieren echarse unas risas con sus amigos en el cine viendo como intentan de forma fallida reinventar un clásico de Disney. El surrealismo en película que abarca hasta el esperpento.

Continuando por ese surrealismo llegamos hasta El Practicante, protagonizada por Mario Casas. Esta demuestra que no es tan fácil crear un final épico, sino que descoloca por completo al espectador tras haber pasado dos horas de pura tensión con los personajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *